Acuerdo Nacional

MAY, 19, 2019 | 00:10 - Por CESAR ULLOA TAPIA

César Ulloa Tapia

Cualquier acuerdo político implica la voluntad de los actores para sentarse a la mesa con quienes piensan diferente con el único propósito de ampliar la mirada sobre las cosas y agregar elementos distintos en cuanto a los diagnósticos de los problemas, así como en las soluciones. Por lo cual, un acuerdo rebasa la zona de confort y el ego, y pone a prueba la madurez de quienes los propician y también de quienes aceptan la invitación para confrontar ideas, tesis y posturas. Lo más sencillo siempre será reunirnos con quienes piensan y hacen las cosas de nuestra misma manera y hasta con los mismos recursos.

Desde la transición a la democracia hace 40 años, el Ecuador político ha perdido la asignatura de lograr un acuerdo. La salida más fácil ha sido la inmediatez en la toma de decisiones de cualquier índole como si la coyuntura o la emergencia pudiera borrar lo estructural e histórico. Cada gobierno entrante echa por la borda lo actuado por su antecesor en un contexto de descalificación permanente que raya en la más salvaje forma de hacer política. La fórmula de siempre: borra y va de nuevo. La eterna invención del agua tibia. Alguien debe alentar el acuerdo y la ciudadanía debe despertar del letargo.

Hay múltiples razones para provocar y cumplir un acuerdo. Una de ellas es que no puede persistir el mismo estado de cosas. Para nuestro caso, cabe subrayar lo más urgente que, sin embargo, también es estructural: cero tolerancia a la corrupción y la impunidad, más democracia, independencia de las funciones del Estado, definición de un modelo económico, la educación como elemento insustituible para el desarrollo, la salud y la seguridad social como certezas para cualquier ciudadano, la progresividad de los derechos, el combate contra todo tipo de violencias. 

Si las necesidades de la población ecuatoriana son las mismas, entonces hay que buscar cómo procesar las distintas maneras de resolverlas entre quienes protagonizan la vida pública y toman decisiones. Ecuador requiere de acuerdos que sean honrados y cumplidos sin buscar réditos de ningún orden.


cesarulloa77@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

culloa@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Del aborto y del cannabis

| Lo aprobado esta semana en la Asamblea Nacional es una ofensa a la mujer, ser divino, cimiento del hogar y fuente de vida, a la que debemos respetar y haber mantenido la penalización del aborto, sea cual fuere el origen de su gestación, representa un atentado a sus derechos. Solo es ella la que puede decidir qué hacer con su cuerpo. Los hijos deben ser bienvenidos, deseados, programados.

Resurgimiento de la humanidad

| Siempre he tenido la buena estrella de encontrarme con una historia o una frase que me hace recobrar la fe y la esperanza en nosotros como humanidad, precisamente en momentos que parece que nuestra sociedad no logra visualizar su norte.

¿Por qué tanta infamia?

00:15 | | Twitter hizo una limpieza de su nido y dejó fuera1.019 cuentas ecuatorianas, en su mayoría falsas, vinculadas al partido político de gobierno Alianza PAÍS, según un despacho de la agencia AFP, fechado en Washington.

Malos malos y malos buenos

00:10 | | El 17 de septiembre se cumplieron ochenta años de que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) invadiera Polonia, luego de haber firmado un pacto de amistad con el Tercer Reich o Alemania Nacionalsocialista.

Milagro…

00:05 | | Jesús mide un metro noventa. Se acomoda, encorvado, en su Chevrolet Beat, el auto que le permite reunir el dinero para mantener a su familia en Ecuador.