Disfrutar sin culpas

MAY, 19, 2019 | 00:30 - Por MARIANA VELASCO

Mariana Velasco

En el siglo XXI, entre los valores que deberían exaltarse, está el de asegurarse de que la maternidad se decida con plena conciencia en vez de constituir una imposición. Al Estado le corresponde respaldar, más no coaccionar. 

Si una mujer decide ser madre, debe tener apoyo para llevar a cabo esa labor: educación gratuita desde la guardería y un buen sistema de salud que la acompañe durante la crianza. Si otra decide no serlo: facilidad para disponer de su cuerpo. Sería la forma de honramos a nosotras mismas, buscando un equilibrio entre la realización personal y las obligaciones de la maternidad, para disfrutar sin culpas ambos aspectos de nuestra vida.

Poco se habla de la cantidad de trabajo que la maternidad representa; de la pérdida de libertad, intimidad y tiempo para realizarse profesionalmente que implica la crianza de los hijos. No todos abordan el tema por miedo al juicio negativo de la sociedad.

De las “supermadres” habla Lina Meruane en ‘Contra los hijos’, donde nos describe como mujeres extremadamente ambiciosas, que aspiran a la perfección en todos los aspectos de la vida y que la mayoría de las veces mueren en el intento. 

Hace más de cuatro décadas, en Dublín conocí la obra de la autora inglesa, Virginia Woolf, una de las principales escritoras y ensayistas británicas del siglo XX, tanto por su producción literaria como por su trabajo como editora y activista a favor de los derechos de la mujer. Su libro ‘Una habitación propia’ me acompaña en la lucha por conseguir la igualdad de la mujer.

Por fortuna las cosas han cambiado en los últimos tiempos. Ser madre, no es una obligación tácita y el costo emocional de abstenerse, ya no existe. Mientras, pienso en mi hijo que un día engrosará el ejército de la infelicidad de los huérfanos…


mavetapia@hotmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

mavetapia@hotmail.com

Más Noticias De Opinión

¡El gran Carapaz y la divina Paulina!

| Hermoso título de este artículo que nace de mi alma, del seudo poeta adormecido en el tiempo, del periodista que solamente cree en la verdad demostrada con hechos y del melancólico soñador romántico de toda la vida, ¡yo!

Ley que permite…

| Parir a los hombres. La Corte Constitucional de manera inexplicable, fuera de toda base doctrinal, se ha permitido hacer una interpretación extensiva, a la norma del artículo 67 de la Constitución que establece de manera textual…

¿Ineptitud nuestra?, ¿mañosería?

00:15 | | La opinión pública clama por la recuperación de lo robado durante la década correísta, pero ahora sus anhelos pudieran naufragar en un complejo laberinto legal.

Malditas cámaras

00:10 | | Es difícil convencer a alguien de que el mundo no está tan mal si cuenta con abundante material audiovisual que confirma todos sus prejuicios.

Sistema nacional de comunicación

00:05 | | Luego de la extinción de la Supercom, el sistema nacional de comunicación ha quedado en el limbo, en esa zona de donde nada se sabe, donde no hay indicios de si lo que viene es la penumbra o existe una luz.