La palabra precisa

JUN, 15, 2019 | - Por MA. ALEJANDRA SALAZAR MURRIETA

MA. ALEJANDRA SALAZAR MURRIETA

En cuantas ocasiones hemos podido comprobar cómo una persona puede mejorar su día con tan solo una palabra de aliento. Así también sucede a la inversa, un solo gesto negativo basta para derrumbar a otros. Allí es como podemos comprender, lo importante de ser oportunos, positivos y motivadores.

En sentido general podemos entender a la motivación como ese impulso que mueve, acciona y logra alcanzar algún propósito. En más de una ocasión, como padres, amigos o guías, hemos sentido el deseo de generar esa acción en otras personas y les damos una eterna charla de cómo otros han podido conseguir sus metas, en otros casos con tan solo una frase, notamos un gran cambio en nuestro interlocutor.

A veces la motivación es intrínseca, no es necesario que nadie diga nada, porque está dentro de nosotros el saber qué queremos lograr. Por tanto, ya sea interna o externa la motivación siempre será necesaria. En otros momentos, ya sea por miedo, ansiedad por un nuevo desafío o cualquier otro motivo, muchos nos hemos llegado a desmotivar y es allí cuando necesitaremos de esa palabra precisa.

Motivar no necesariamente requiere de traer a un grupo de cheerleaders o dar una charla magistral, es mostrar realmente interés por la persona, trabajar en su autoestima y destacar cuáles son sus potencialidades, aquellas que le llevan a sostenerse y dar lo mejor de sí. Hacerle saber a esa persona que siempre se estará para apoyarle.

Motivar también significa ser realista, porque en una lid no todos serán vencedores, por eso también debemos ser ese lugar al cual nuestros hijos, familiares o amigos, lleguen a buscar un hombro y consuelo, porque allí también esa palabra precisa es la que les ayudará a comprender que la vida continua.

Últimamente vemos como muchas personas escudados en una aparente sinceridad, terminan siendo solamente groseros e insensatos. Por ello seamos oportunos en nuestros comentarios, no somos perfectos motivadores, pero si podemos ser esa mano amiga.

aleszar14@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

aleszar14@gmail.com

Más Noticias De Opinión

País secuestrado

| Estimados lectores, vuelvo a escribir luego de tres meses que estuve impedido de hacerlo a causa de un ACV del cual gracias a Dios me estoy recuperando.

Evo, ¿el eterno?

00:40 | | Bolivia ha vivido en los últimos meses una intensa campaña electoral. Seguramente la más compleja de las últimas dos décadas.

La paz no se conquista a patadas

00:35 | | Quito sitiada. Como Siria, cualquier ciudad venezolana o Nueva York el 11 de septiembre del 2001 (con edificio destruido). Todo en 12 días de terror. Una violencia vandálica y una barbarie injustificada, nunca vistas en el país. 

¡Vándalos!

00:30 | | Vándalo es quien destruye, daña y fractura sin importar las consecuencias.

¿Quito herida y el paro?

00:25 | | Quito llora y reconstruye: “Dale limosna mujer que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”.

Rebelión y barbarie

00:20 | | La hecatombe de octubre 2019 representa, en la historia, 11 días violentos de fracaso y gloria para derogar el Decreto 883 que pretendía la eliminación de subsidios a los combustibles y subía en efecto los precios de los alimentos.

Impunidad vs paz

00:15 | | Sobre la impunidad no se construye la paz, como tampoco es posible hacer desaparecer la grieta por decreto presidencial.

Las debilidades

00:10 | | Los últimos acontecimientos: violentos, destructores, terroristas, nos hicieron recordar otros pero justos levantamientos indígenas en siglos antes del XX.

¡Habemus paz!

00:05 | | La Comisión de Derechos Humanos de la ONU apela contra el uso excesivo de la fuerza policial.

COLUMNISTAS