Chachi, cultura y tradiciones de un pueblo nómada

AGO, 05, 2019 |

COMUNIDAD. Las tradiciones y costumbres del pueblo Chachi, se crean a partir de su cosmovisión, su vestimenta clásica enmarca parte de su organización.
EDUCACIÓN. Luis Añapa Cimarrón, habla con orgullo de sus ancestros y de la oportunidad que logró al recibir la educación, que hoy transmite a los suyos.

“Desde hace siglos”, inicia su relato, Luis Alberto Añapa Cimarrón, coordinador provincial de Equipo Técnico Pedagógico de Educación Intercultural Bilingüe, de la comunidad Chachi, al referirse de la historia, mitologías y esencia de las raíces culturales, de su pueblo.

Al preguntarle sobre los Cayapas, menciona que tan solo esa palabra se considera una ofensa para los suyos, que hoy son reconocidos como Chachi, de los vocablos ‘cha’, amanecer, y de ‘chi’, árbol; pero que juntos, como siempre debió ser, definen a ‘los hombres de la naturaleza del nuevo amanecer’.

Añapa Cimarrón nació en una pequeña comunidad ‘El Encanto’ del río Camarones, afluente del río Cayapas, parroquia Atahualpa, cantón Eloy Alfaro. Si bien cuenta que su fecha de nacimiento no fue determinada con exactitud, a la fecha cumple 64 años.

Al hablar de los chachi, debe traer a colación sus múltiples investigaciones llevadas al libro ‘Tutsa’ Rukula Dajka’, que traducida de la lengua chachi, significa Valiente Hombre de Tutsa.

3.000 años a. C.

En el texto, hace alusión que sus ascendientes poblaron el continente americano a lo largo de 3.000 años a. C., que siguieron el curso del río Esmeraldas hasta el valle andino donde ahora está la ciudad de Quito, derrotando a los quitus y estableciéndose allí, mezclándose ambos pueblos.

La nacionalidad Chachi es una población originaria de la Costa ecuatoriana, ubicada en la provincia de Esmeraldas, que en la actualidad se ubica mayoritariamente en los cantones Eloy Alfaro, San Lorenzo, Rioverde, Muisne y Quinindé. Se calcula que poseen una extensión de 105.468.8 hectáreas distribuidas en los 28 centros Chachilla.

En 2003, de acuerdo con el último Censo Poblacional Chachi realizado por la Dipeibe, existían 10.174 habitantes, lo que a la fecha, según Añapa Cimarrón, llegan a los 11.360. Muchos de ellos residen en áreas montañosas dispersas y alejadas de la capital esmeraldeña y en centros de consumo.

Es por ello que para llegar hasta ese lugar tardan hasta 12 horas; el 75% de la población se moviliza por vía fluvial, mientras que el 25% usa la vías carrozables y caminos de herradura,  fundamentalmente en época de verano.

Tradición agricultora

Tradicionalmente los chachi son agricultores, su economía parte de las actividades artesanales, como tallados de maderas, canastos de bejuco, hamacas de fibras, abanicos de plumas de aves y la construcción de canoas de caoba; también son recolectores de frutas, pescadores y cazadores, y la comercialización la realizan entre las familias, dentro de la comunidad.

En 1962, cuenta Luis Añapa Cimarrón, el 99% de chachi era analfabeta, pero tras la llegada del Instituto Lingüístico de Verano (ILV), se logró que varios jóvenes pudieran aprender a leer y escribir, mas otro grupo llegó a profesionalizarse, planteando tiempo después al gobierno de Rodrigo Borja Cevallos, la educación bilingüe en el país. Hoy, el 0,35% de los chachi son analfabetos, una brecha que poco a poco seguirá reduciéndose.

Lo que caracteriza al pueblo Chachi, parte de sus costumbres, desde la forma de ingerir los alimentos, dormir, la celebración de fiestas tradicionales, leyendas, su vestimenta, ritos, ceremonias, entre otras prácticas, que hasta el día de hoy mantienen. (JSG)

Organización


La organización social de los chachi tiene su base en las familias, no obstante, cuentan con una autoridad (Gobernador), un jefe hereditario que se encarga de velar por el mantenimiento de la ley y el orden. En ningún caso interfiere en los derechos de las familias y sus propiedades.

“Las familias chachi están formadas de uno a seis miembros con sentido patrilineal”, explica el presidente de la Federación de Centros Chachi de Esmeraldas, Santiago de la Cruz.

Esta organización, con Acuerdo Ministerial desde 1 de marzo de 1986, espera desarrollarse en los factores educativos, de salud y cultura, manteniendo la esperanza en los nuevos profesionales chachi que aparezcan en el transcurso del tiempo.

PARA SABER

Los apellidos que más identifican a los chachi son: Añapa, Cimarrón, Tapuyo, Chapiro, Pianchiche, Pichota, Acero.