$7.200 no reembolsables para ‘curar’ a consumidores

SEP, 19, 2019 |

OCUPACIÓN. Los pacientes del Cetad de Esmeraldas, como parte de sus terapias realizan trabajos de manualidades, para mantener su mente ocupada.

Durante 15 años de sus 34 años, ‘Pedro’ estuvo en el mundo del alcohol y 10 consumiendo drogas. Lo hacía con el dinero que ganaba de taxista en la ciudad de Esmeraldas. Por su  vicio casi pierde a su esposa y el cariño de su hija que ahora tiene 14 años.

Él cuando no tenía dinero para comprar drogas deambulaba por las calles de la urbe buscando a los adictos para que le den cocaína. Pero cuando compraba, llamaba a sus ‘amigos’ para ingerir alcohol y consumir.

Durante los 10 años como consumidor, Pedro tocó fondo, pues, su adicción llegó al extremo que se volvió dependiente de las drogas. El sábado 23 de marzo de este año, se sentó en la sala de su casa con su esposa, su papá y una hermana, a quienes les reveló que era adicto a las drogas.

Familia lo apoyó

Para sus familiares la revelación fue una tremenda sorpresa, nunca imaginaron que era drogadicto, pero lo apoyaron, y lo acompañaron para que ingrese al tratamiento ambulatorio que ofrece el Ministerio de Salud Pública (MSP), donde empezó a recibir las charlas psicológicas en el Centro de Salud No. 1, en el sector de Aire Libre.

Durante dos meses de tratamiento, Pedro tuvo tres recaídas, pues, volvió a consumir. Fue entonces, que de manera voluntaria, al ver que necesitaba ayuda profesional pidió lo ingresen al Centro Especializado en el Tratamiento a Personas con Consumo Problemático de Alcohol y Drogas (Cetad), ubicado en la isla ‘Luis Vargas Torres’, donde funcionaban las oficinas del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, que construyó las vías y los puentes sobre el río Esmeraldas.

Allí lleva 123 días internado junto a otras 24 personas que también tienen problemas de drogas. Afirma que culminará el tratamiento especializado de seis meses, el cual es gratis. Pedro a quien le faltan 57 días para cumplir su proceso de recuperación, tiene planeado irse a vivir a Quito y dedicarse a la venta de mariscos. Allá tiene a una hermana que lo apoyará.

Drogadicto por curiosidad

Otro de los 24 pacientes internados en el Cetad en Esmeraldas, es ‘Juan’, de 19 años, quien reveló que cuando tenía 12 años, por la curiosidad, por primera vez probó la marihuana. De allí en adelante se volvió adicto, hasta dejó los estudios secundarios por el vicio.

Afirma que cada vez que se drogaba se sentía con ‘súper poderes’, incluso por su mente pasó la idea de asesinar a quien le hiciera enojar, pero eso no sucedió. Para comprar droga, le robó las monedas de dólares que su mamá guardaba en una alcancía.

Por problemas personales sus padres se separaron. Él se fue a vivir con su mamá a una comunidad rural del cantón Esmeraldas, donde siguió consumiendo. Su progenitora lo internó en un centro de rehabilitación durante tres meses, de donde salió y siguió en la drogadicción, no tuvo recuperación.

Llegó al Cetad

Juan afirma que para conseguir la droga empezó a robar racimos de plátano en las vegas en la comunidad donde vivía. Lo denunciaron y la Policía Nacional empezó a buscarlo para apresarlo.

Para evitar ir a la cárcel, buscó ayuda en el Centro de Salud No.1 de la ciudad de Esmeraldas y empezó el tratamiento ambulatorio. Luego su mamá preocupada por la situación de su hijo, le contó sobre el Cetad donde un hermano de ella se recuperó. Juan aceptó ingresar para recuperarse.

Han pasado 105 días (tres meses y medio) desde que está en el Cetad, donde con la ayuda profesional, Juan se está recuperando. Tiene planeado al salir, culminar sus estadios secundarios, le faltan dos años. Seguirá la Universidad o sino probará suerte con futbolista en algún equipo del país, pues, afirma tener excelente condiciones para chutear y driblar un balón.

EL DATO

En los casi tres años de funcionamiento el Cetad a internado a 280 pacientes, de los cuales, 54 han terminado el tratamiento de seis meses.

‘Tratamiento

integral y gratis’

La psicóloga clínica y administradora del Cetad en Esmeraldas, Alexandra Figueroa, dijo que ofrecen un tratamiento especializado de tercer nivel y gratis para 52 personas, pero actualmente solo hay 24, con problemas de alcohol y drogas, para lo cual cuenta con profesionales como: psicólogos, trabajadoras sociales, terapeutas ocupacionales, médico psiquiatra y general, enfermeras y operadores de casas.

Además, a través del Ministerio de Salud cuentan con el acompañamiento de odontología, fisiatría, cirugías para asistir en cualquier ámbito de salud de los pacientes.

Figueroa explicó que el primer paso para ingresar al Cetad es empezar con el tratamiento ambulatorio intensivo por dos meses, con el acompañamiento de sus familias, en cualquiera de los Centros de Salud de Esmeraldas, ubicados en Aire Libre, en las calles Pedro Vicente Maldonado entre 9 de Octubre y 10 de Agosto (centro), Las Palmas (norte) y San Rafael (sur).

“Los pacientes que a pesar del acompañamiento que les brindamos en el tratamiento ambulatorio, siguen en el consumo, son derivados al Cetad, donde el Gobierno invierte 1.200 dólares mensuales por cada persona para su recuperación durante seis meses. También reciben apoyo de los Ministerios de Cultura y Deportes”, comentó la responsable del Cetad.

 

Buen ambiente para

un nuevo estilo de vida

El Cetad cuenta con cuatro bloques de dormitorios: tres bajos y uno alto, donde existen habitaciones con doble y triples camas, con su respectivo aire acondicionado para que los pacientes tenga un ambiente cómodo para formar su nuevo estilo de vida, pues, se les enseña nuevas costumbres.

La operadora de casa (auxiliar de enfermería) Carla Ojeda España, dijo que también existe una lavandería en la cual los pacientes solo lavan sus sandalias, porque de la ropa se encarga el personal del centro en máquinas.

Otro espacio del Cetad es una sala de uso múltiple, la que también es usada para enseñar a los pacientes talleres de diferentes tipos de manualidades. Allí está además, el rincón cultural que cuenta con una marimba, un bombo, dos cununos y maracas, que sirven para la recreación. También hay cuadros de pinturas hechos por los internos.

El comedor es muy amplio. Un gimnasio con máquina para trotar, bicicleta estática y pesas. Hay una cancha de fútbol, básquet y vóley. Una farmacia con una buena dotación de medicina. En la noche hay personal de turno para cualquier emergencia.

Los pacientes se despiertan a las 06:30, a las 07:00 hacen media hora de ejercicios; luego del aseo personal, a las 08:00 desayunan. Luego a las 09:00 empiezan las terapias del grupo. En el día tienen tres comidas y dos refrigerios adicionales.

‘El apoyo de la familiar es fundamental’

La trabajadora Social del Cetad, Carolina Suquitana, dijo que al ingresar un paciente, lo primero que de hace es llenar un ficha con sus datos, de su familia y su situación socioeconómica, cuya información luego en 72 horas es confirmada en cada uno de los hogares, porque el apoyo de la familia es fundamental para el proceso de recuperación.

Después de un mes, cada viernes, de 15:30 a 17:00, los pacientes tienen visita de sus parientes. Pero también hay talleres familiares cada 15 días.

Al cumplir dos meses, las personas, según la valoración de los profesionales del Cetad, se les da ocho horas para que salgan a las casas; a los tres meses se aumenta a 24 horas; a los cuatro meses son 48 horas y a los cinco meses tienen 52 horas.

‘El filtro es importante’

La psicóloga clínica, Sofía Mestanza Vela,  informó que al ingresar el paciente al Cetad, se realiza el filtro, que es saber característica, frecuencia, nivel de consumo de droga, para conocer si hay una dependiente de la sustancia, para con esa información determinar cuál ha sido el proceso que tuvo en el tratamiento ambulatorio intensivo de donde fue referido.

“Hemos diagnosticado que la mayoría de pacientes que ingresan, es porque no han sido sostenido en los ambulatorio de primer nivel, por eso se los envía a un centro de tercer nivel”, dijo la profesional de la Medicina.

Reveló que la mayoría de los casos, han sido por una mala relación familiar, por eso, el trabajo es integral, pues, a más de recuperar a los pacientes, también se preparar a la familia para que sean parte de ese nuevo estilo de vida.

TESTIMONIO

‘Con mi voluntad

me recuperé’

El taxista, Eloy A., afirma que la ayuda psicológica y emocional que le brindaron los profesionales del Centro Especializado en el Tratamiento a Personas con Consumo Problemático de Alcohol y Drogas (Cetad) de Esmeraldas, más su propia voluntad de recuperase, logró superar los seis meses que estuvo internado.

Recuerda que a los 35 años, empezó a consumir drogas, por un amigo de copas que siempre le insinuó para que consuma, pero él se resistía, después en una borrachera probó la droga y estuvo cerca de nueve años en ese vicio que lo alejó de su familia.

Por su propia voluntad  ingresó al tratamiento  ambulatorio en el Subcentro de Salud Las Palmas, de donde a los 15 días los derivaron al Cetad y logró recuperarse.

“Quienes tengan a un familiar con problemas de drogas, busquen apoyo profesional en le Cetad, donde existen las condiciones y los profesionales adecuados para la recuperación. Sobre  todo es gratis”, dijo Eloy A.

Más Noticias De Noticias Esmeraldas

Décadas de descuidos de bienes patrimoniales

| Por el avanzado deterioro de la madera se convierten en un potencial riesgo de incendio.

Integración comunitaria por seguridad y turismo

| Cuentan con un chat comunitario y se les ha instalado el botón de pánico y cámaras de vigilancia.

Feria multisectorial y rueda de negocios en Esmeraldas

| La actividad se realizará el 7 de diciembre en los bajos de la Flopec, de 16:00 a 22:00.

Legado musical con salsa y sabor

| Gracias al apoyo de sus padres, en 2011 obtuvo el título de abogado, trabajó en el libre ejercicio, ahora es servidor judicial.

23 días para entender un poco más el éxodo

| Era de noche y hacía frío. El frío de la calle de un país que no es el suyo; de un país donde también emigran en busca de mejores días. En esa noche de frío estaba un padre, una hija, un perro peludo.

Espacios culturales en la Cristo Rey

| La Unidad Educativa Fiscomisional Cristo Rey, de la ciudad de Esmeraldas, desarrolló su semana cultural, a la par de las actividades académicas, donde la comunidad educativa disfrutó de varios espacios de integración.

Fiesta por el Día de la discapacidad

| La Dirección Distrital del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) que dirige Giannela Haz y los distritos de Salud de la provincia de Esmeraldas, realizaron varias actividades en  conmemoración por el Día Internacional de la Discapacidad.

Recinto Same en fiestas de creación

| Por los 69 años de creación el recinto Same, de la parroquia Tonchigüe, del cantón Atacames, al sur de la provincia de Esmeraldas.

Siete días sin resultados de pescadores perdidos

| Hasta la tarde de ayer aún se desconocía el paradero de Bryan Díaz Vásquez de 20 años, y Lizardo Macías Díaz de 18, pescadores tonchigüenses desaparecidos el miércoles 27 de noviembre.

Un detenido por asalto a mototaxista

| En poder del acusado se encontraron dos armas de fuego: una artesanal calibre 38 y otra de procedencia USA.

COLUMNISTAS