Noticias   /   Mundo

Celebraciones anticipadas en Bolivia

OCT, 21, 2019 |

APOYO. El candidato opositor Carlos Mesa acudió a votar y, tras los resultados, anunció una posible segunda vuelta.

Redacción AGENCIAS

Tanto el presidente Evo Morales, como el candidato opositor Carlos Mesa, celebraron ayer de noche, pero por razones distintas. Por un lado, Morales se declaró victorioso en las elecciones, en las que obtuvo el 45,28% de los votos frente al 38,16% del exgobernante opositor Carlos Mesa. Pero, evitó referirse a una eventual segunda vuelta en diciembre próximo.

"El pueblo boliviano se ha impuesto para continuar con el proceso de cambio (política oficialista)", dijo el Mandatario en la casona presidencial en la Plaza de Armas, en La Paz. La ley establece que un candidato gana en primera vuelta si supera el 50% más uno de los votos u obtiene el 40%, con 10 puntos de diferencia sobre el segundo.

Morales confió en el peso del voto rural a su candidatura para que el escrutinio definitivo de las elecciones le dé la mayoría suficiente para evitar una segunda vuelta.
 

Otra posición
Por su parte, Mesa celebró haber alcanzado una segunda vuelta, tras conocer los primeros resultados oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). 

"Hemos librado un triunfo incuestionable que nos permite decir con absoluta certeza y seguridad, tanto por la información de los medios, como por nuestro propio cálculo interno: ¡estamos en segunda vuelta!", declaró exultante Mesa, en medio de vítores, saludos y abrazos de sus militantes en el cuartel general de su partido.

Durante las elecciones, Mesa mostró su desconfianza en el TSE, al que acusó de ser un "brazo operativo" del Gobierno. "No confío en la transparencia del proceso (electoral)”, señaló.