Corruptos y sus familiares se quedaron sin visas

JUL, 04, 2020 |

ACTORES. Embajador de Estados Unidos, Michael J. Fitzpatrick, junto a autoridades del Gobiernos Ecuatoriano y Policía Nacional.

Están utilizando dinero robado del pueblo ecuatoriano para vivir en mi país y hacer compras en Miami”, reprocó Michael J. Fitzpatrick, Embajador de Estados Unidos en Ecuador.

Reveló durante la entrega de insumos de bioseguridad donados por su país, a la Policía Nacional que en las últimas semanas, retiraron 300 visas a ecuatorianos investigados por corrupción y otros delitos.

Fitzpatrick indicó que las visas corresponden a personas "involucradas en varias investigaciones, y no solamente grupos de mafias, pero también sus familiares (…) porque están aprovechando, están utilizando quizás, esta plata, este dinero robado del pueblo ecuatoriano”. Aunque no dio detalles sobre los ciudadanos a los que recae esta decisión. 

Precisó que al tener indicios de que personas que han violado normas están en Estados Unidos “tenemos el derecho y la obligación de quitarles la visa” 

 

Donación
 

La Embajada de Estados Unidos realizó una donación de insumos de bioseguridad, valorada en 20,000 dólares, a la Policía Nacional.

El evento estuvo presidido por María Paula Romo, ministra de Gobierno, General (S.P) Patricio Pazmiño, viceministro de seguridad interna, General Inspector Patricio Carrillo, comandante General de la Policía Nacional, General Tannya Varela, subcomandante de la Institución y General De Distrito Edgar Correa, Director Nacional de Logística.

Fitzpatrick efectuó una entrega simbólica de mascarillas, guantes y dispensores de gel antibacterial. Durante su intervención, el diplomático manifestó que en estos momentos difíciles que vive Ecuador, continuarán proporcionando apoyo a todas las instituciones públicas del país “como socios estratégicos que somos”.

“Seguiremos trabajando de cerca con las instituciones del orden público, precisamente porque la crisis de criminalidad no termina porque haya una crisis de salud pública, al contrario los malandros siguen activos y quieren aprovechar de que todos están en casa, guardando su salud”, concluyó el Embajador. (AVV)