Lucro cesante

JUL, 14, 2020 | - Por Armando Daza Quiñónez

Por más de ciento veinte días el Covid-19 tiene afectada la salud, la vida y la economía en todo el planeta, como consecuencia, en el Ecuador cerca de doscientos mil empleados públicos y privados están en las calles reclamando su liquidación; todo el sistema productivo se encuentra  financieramente en lucro cesante, que son todos los recursos que se ha dejado de ganar, por lo que miles de negocios  y actividades comerciales cerraron sus puertas y otros se encuentran en proceso de liquidación.

Un gran porcentaje de la población no tiene ingresos ni para los gastos diarios obligatorios. El gobierno ecuatoriano agotó sus cupos crediticios en todas las financieras externas y afrontan conflictos muy serios, sin liquidez, sueldos atrasados, incumplimiento de asignaciones a municipios y consejos provinciales, quienes amenazan con paralización de actividades. Williams Shakespeare dijo: “Aun en el día más tempestuoso, las horas y días pasarán”; es cierto que esta crisis sanitaria  tiene que pasar, pero hasta tanto el terror y la iliquidez de las personas y el gobierno están haciendo perder la cabeza, al punto que nuestro gobernante directamente  pidió al COE Nacional reanudar las actividades productivas progresivamente sin importar las consecuencias fatales  que sobrevengan, exponiendo a la población.

Este virus  nos ubicó a todos en el mismo escenario estar entre la de mayor estrago, riesgo y daño resistente, los científicos, investigadores siguen abnegados estudiando con la voluntad del soñador en busca de superar el fenómeno con la vacuna, Nervo Ordaz dijo. “Bogué mucho entre nubes y neblina”. Nosotros decimos, estamos bogando en contra de corriente, luchando contra el virus, contra la prioridad que da nuestro gobernante a la actividad productiva antes que a la vida y contra los ladrones y criminales que se llevan en peso el país con todos sus recursos, dejando la caja fiscal en cero sin respetar la angustia que vive el pueblo con pánico y hambre, pedimos acciones contundentes del presidente.

[email protected]

AB.  ARMANDO DAZA QUIÑONEZ.

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]