El cómo planificar en Esmeraldas, según 4 investigadores

AGO, 23, 2020 |

PANORÁMICA. La planificación estratégica una herramienta para la toma de decisiones, eso aportaría al desarrollo de Esmeraldas.

Manuel Quiñonez Cabeza, Álex Alencastro Guerrero, Fanny Egas Moreno y Julio Castañón Rodríguez, esmeraldeños, usando la investigación descriptiva documental bajo un enfoque cualitativo, crearon la ‘Planificación estratégica para el desarrollo territorial de la Provincia Esmeraldas en Ecuador”.

El grupo se muestra convencido que, llevando a la práctica sus recomendaciones, se podrá tener un verdadero desarrollo provincial. Atracción de inversión nacional o extranjera y planificación estratégica con un visión de desarrollo y planificación para 20 años, son dos de los ejes claves.

En este sentido, explican que la planificación estratégica a través de las relaciones internacionales está basada en los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, en especial: Fin de la pobreza; Trabajo decente y crecimiento económico; Industria, innovación e infraestructura; Reducción de desigualdades; Generar alianza para lograr objetivos (Naciones Unidas, 2018); todos orientan a los procesos de direccionamiento para lograr un desarrollo sostenible.

Aporte universitario

Para cumplir con el proceso de organización y coordinación de la planificación del desarrollo y del ordenamiento territorial en todos los niveles de gobierno, aclaran, es determinante y fundamental la interacción e intervención de los diferentes actores y decisores políticos institucionales y sociales involucrados.

El trabajo que es parte del Vicerrectorado de Investigación, Postgrado e Innovación de la Universidad Técnica ‘Luis Vargas Torres’ de Esmeraldas, confirma que Esmeraldas esta signado por índices de desempleo alarmantes, desarticulación y multiplicidad de funciones entre las instituciones públicas, con responsabilidades en la planificación del desarrollo, objetivos institucionales individuales, no apegados a un plan provincial de desarrollo, cuya vigencia no permite alcanzar sus objetivos en cuatro años.

Además de la centralización en sectores importantes en la provincia como Puerto, Aeropuerto, Refinería; mala imagen a nivel internacional por cobros de patentes, permisos, juicios a multinacionales y empresas inversionistas en el territorio; ordenamiento territorial con pocos datos geomorfológicos, catastro urbano desactualizado y la urgente actualización del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial, con el fin de adecuarlo a la realidad con una visión post pandemia de Covid-19, para la reactivación económica. (MGQ)