Familiares de médicos y enfermeras sin protección en caso de muerte

OCT, 21, 2020 |

VULNERABLES. En el trabajo diario, doctores y enfermeras son los que permanecen frente a los paciente Covid. Un descuido podría provocarle el contagio y en algunos casos la muerte.

Los profesional no cuentan con seguro de vida estatal. Son el grupo humano en la primera línea para infectados Covid.

A las 10:00 del 17 de octubre, en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital ‘Delfina Torres’ de Esmeraldas murió con Covid Diana Medina Caicedo. Ese día ella cumplía 32 años, ese mañana sumaba su décimo quinto día batallando contra el virus que al final le ganó y dejó a sus hijos 7 y 10 años sin mamá.

La vida de los muchachos está marcada por la tragedia familiar. El 3 de noviembre del 2017, su padre, el excabo segundo de la Policía Nacional, Winston Reyes Valencia, se ahogó en el río Esmeraldas en la parroquia Chura, cantón Quinindé, durante el cumplimiento de su deber.

Él junto a un grupo de compañeros iban a ejecutar una orden judicial para apresar a un hombre en el sector Las Delicias, parroquia Chura, a donde se llega vía fluvial. La lancha se siniestró y provocó la muerte de Daniel Ramírez Lara, Germán Obregón Paladines, y Winston, quien fue declarado héroe nacional.

En su honor, se colocó su nombre a la UPC Tolita, en la ciudad de Esmeraldas. “Mis niños necesitan ayuda psicológica”, prioriza la necesidad familiar, la abuela materna del huérfanos Yolanda Caicedo Plúas.

Heroísmo

Ella no logra contener las lágrimas al pensar en todas las secuelas emocionales de los huérfanos, a quienes asegura les dará todo el amor y conocimiento adquirió en sus años de docencia. Destaca las decenas de muestras de solidaridad de las excompañeras de su hija Diana, que laboraba como enfermera en el Centro de Salud Tipo ‘C’ San Rafael de la ciudad, desde donde salen a atender a infectados con coronavirus.

Pensando en la situación familiar a futuro, lamenta que las enfermeras no tengan un seguro de vida financiado por el Estado que se active en éste tipo de tragedias. La doliente piensa que una forma de rendirle homenaje público a su hija sería que alguna unidad salud de Esmeraldas lleve su nombre, por cuando murió con la enfermedad que ella en territorio atendía a diario.

Para dar asistencia emocional a los hermanos huérfanos de padre y madre, se puede llamar al 09 93 01 41 49.Las enfermeras no son los únicas que carecen de seguros de vida públicos, los médicos, revela el presidente del Colegio de Médicos de Esmeraldas de Julio Valencia, tampoco gozan de ese beneficio que podría garantizar una mejor condición de vida para los hijos de los profesionales.

Yolanda Caicedo Plúas revela con nostalgia cómo sus niños no han parado de llorar en los últimos tres días, ante la nostalgia de perder a su madre y recordar cómo vivieron una circunstancia similar hace tres años cuando su padre se ahogó en el cumplimiento de su deber. (MGQ)

RECUERDO. En la gráfica Winston Reyes Valencia y Covid Diana Medina Caicedo, quienes ahora están sin padres.

No pudo ser doctora

Diana Medina Caicedo se caracterizaba por ser amiguera y dedicada a su trabajo de enfermera en el Centro de Salud Tipo ‘C’ San Rafael al sur de la ciudad de Esmeraldas. Su meta era lograr el título de doctora, pero por circunstancias familiares, entre ellas ya no contar con la compañía de su esposo, hizo que su sueño de vida quede postergado. “Ella estudió en Riobamba, pero no logró terminar la carrera”, precisa la mamá de Diana.

Dos profesionales  llevadas por el Covid

Desde marzo del 2020 el país fue declarado en emergencia sanitaria por la pandemia Covid. En respuesta las casas de salud tienen como prioridad atender a pacientes con esa dolencia. Los encargados de atenderles directamente son los médicos y enfermeras.

En el caso de la provincia de Esmeraldas se registra la muerte por coronavirus de dos profesionales de la salud en servicio activo. Una de las víctimas por la infección fue la doctora en farmacología, Betty Parrales. A ella se suma la enfermera Diana Medina Caicedo.

El aporte del IESS por muerte

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) donde están afiliados obligatoriamente todos los que tienen obligación de dependencia laboral, entre los beneficios tiene el montepío o seguro de muerte que es la pensión o renta mensual que entrega el IESS a viudas, viudos, huérfanos o padres del afiliado o jubilado  fallecidos, que generaron el derecho.

La pensión mínima mensual es del 50% de una remuneración que actualmente es 200 y la máxima llega a 1,800 equivalente al 450% del salario. El beneficio aplica para desde las 60 aportaciones es decir, luego del quinto años de trabajo. Los familiares con derecho a la pensión son los hijos. A falta de viuda, viudo o conviviente, tiene derecho a montepío la madre del asegurado fallecido,