Damnificados siguen a la espera de sus casas

ENE, 16, 2021 |

ESPERANZA. Un grupo de damnificados de la ‘20 de Noviembre’ se reunieron la tarde de ayer con un funcionario del Miduvi para conocer cómo avanza la entrega de las casas.

En la Casa Comunal del barrio ‘20 de Noviembre’ de la ciudad de Esmeraldas, se reunieron las personas, que antes del terremoto de 2016, perdieron sus viviendas por un deslizamiento de tierra. Son 45 familias que obligadamente tuvieron que abandonar sus casas y buscar dónde refugiarse, unos se fueron a casas de familiares, otros a alquilar, y otro grupo se albergaron en las escuelas: 20 de Noviembre y la Río Esmeraldas.
El diálogo de ayer, con un funcionario del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) de Esmeraldas,  fue para conocer el proceso de entrega de las casas que construyó  el Gobierno Nacional en la vía Atacames donde se  ubica el conjunto habitacional ‘El Coral’.

De 10 familias albergadas en la escuela ‘20 de Noviembre’, sólo dos han sido favorecidas con las casas, las demás están a la espera que se les cumpla el ofrecimiento.

Quedaron sin nada

La esperanza la mantienen, porque en la reunión se anunció que el martes próximo lleguen técnicos del Miduvi de Quito, para analizar cada caso de quienes no han sido beneficiados con los inmuebles, y  según el damnificado Elver Valencia, hay la voluntad de ayudarles.

Él ya recibió su casa, pero sigue la lucha para que todos sus vecinos, que un día se quedaron sin nada, tengan un espacio digno  para vivir. 
La causa para que no todos hayan sido considerados, obedece a que la mayoría  no registra quintil bajo de pobreza, y sería porque cuando fueron censados,  tenían viviendas, empleo y mejores condiciones de vida.
Mientras se realizan los trámites para acceder a un departamento en ‘El Coral’, los perjudicados como Jairo Valencia y nueve familias más, deberán continuar viviendo en la escuela ‘20 de Noviembre’ en condiciones inadecuadas. Las exaulas de clases ahora son los departamentos, todos deben compartir un improvisado baño, y son pocas las baterías sanitarias habilitadas. (MBC)