El cementerio de Esmeraldas se quedó sin espacio

ENE, 23, 2021 |

CONSTRUCCIÓN. En enero empezó la edificación de las bóvedas para ubicar a los muertos del callejón sangriento. En abril estaría lista la obra.

De los 1.200 muertos que están enterrados en el Callejón Sangriento, han sido retirados 240, cuyos restos han sido ubicados en las nuevas bóvedas que construye el Municipio de Esmeraldas en convenio con la empresa privada y que forman parte de la primera etapa de un proyecto que busca dar dignidad a los fallecidos, que por años permanecieron navegando en la temporada invernal.

En enero de 2021, empezó la segunda fase donde se levantarán 500 nuevos espacios, están en la fundición de la losa y se espera que la obra finalice en abril del presente año.

De acuerdo con la administradora del camposanto Teresita Quiñónez, de las bóvedas de la segunda etapa, deben devolver a las asociaciones que en su momento prestaron para sepultar a quienes no disponían de un espacio físico en bóvedas ni en la tierra, y se proyectan a construir la tercera fase, que será como un corredor que empieza desde el cementerio Solange. 

Bóvedas privadas

Mientras se ejecuta la obra, los dolientes deben realizar los trámites para sacar a su difunto del callejón. Debe presentar en la administración del Cementerio General de Esmeraldas, la partida de defunción que la emite el Registro Civil, pagar 23 dólares, ahí le emiten un documento que tiene que llevar al Municipio que autoriza la exhumación y con eso le designan la bóveda o un nicho, este último es para los que están sepultados en la tierra.

Teresita Quiñónez, agrega, que en el cementerio general se acabaron los espacios en la tierra, y únicamente cuentan con las bóvedas privadas. “Cuando vienen personas de escasos recursos le damos solución ocupando los espacios de las asociaciones y después le devolvemos, lo importante es que el muerto no se pudra encima de la tierra”, dijo. (MBC)


Desde noviembre de 2020 hasta el 22 de enero de 2021, el Cementerio general no ha recibido fallecidos por Covid-19. Las causas en su mayoría, son por parocardiaco y cáncer.

Ubicación
Las nuevas bóvedas y nichos están ubicados en la parte posterior del Cementerio, cuenta con un área de jardinería donde las plantas ornamentales embellecen el lugar, Además, han destinado guardias de seguridad para precautelar la integridad de las personas que acuden a visitar a sus seres queridos.