Homenaje a Gustavo Noboa

FEB, 20, 2021 | - Por CARLOS FREILE

Debido al luto nacional por la muerte del expresidente Gustavo Noboa se han escrito páginas magistrales para rescatar su legado en diferentes campos: el político, el económico, el educativo… Me permito resaltar un par de cualidades del ilustre ecuatoriano fallecido, que para mi modesto criterio constituyen la columna vertebral de su personalidad.

Gustavo Noboa fue un católico a carta cabal, sus convicciones hondas le llevaron a no vivir su fe de manera correcta y se acabó. Supo que la única forma auténtica de seguir a Jesús es transmitir su mensaje al mayor número de personas. Y lo puso en práctica.

Fue un católico sin componendas, su comprensión de las realidades humanas no significó que amparara los deslices o los minimizara. Fiel hijo de la Iglesia no pretendió saber más que los obispos, ni quiso poner su sabiduría sobre la doctrina. Por eso no admitió nunca las concesiones que dan la victoria a los enemigos de la fe. 

Su servicio a la verdad le llevó a tener actitudes fuertes, decididas; sin ambages llamaba al pan, pan, y al vino, vino. No claudicó frente a las tan mentadas novedades del “pensamiento débil” o de la “sociedad líquida”. Sabía que no se sostiene el cristianismo callando ciertos aspectos de su doctrina o adaptándolos a lo que dicen sus enemigos.

Practicó el amor a los detractores de la Iglesia con el convencimiento de que esta actitud no significa dejar de lado los aspectos que lo separaban de ellos; jamás hubiera aceptado buscar acuerdos que significaran la renuncia a cualquier punto de sus creencias más profundas, hechas vida de su vida. De todas sus cualidades resalto esa fidelidad a raja tabla y contra viento y marea a los valores de la fe, esos que Benedicto XVI llamó “no negociables”.

En estos momentos de angustia desesperanzada que vive el Ecuador cuánta falta nos hacen hombres como él, recios, intachables, coherentes. La Patria pierde un prohombre excepcional, la Iglesia un laico ejemplar. Ojalá muchos jóvenes sigan su ejemplo con valentía y creatividad para bien de todos.  Que Dios lo tenga en su gloria.

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]