Peligro en las vías

La velocidad ha sido y es una de las razones por la que muchos de los conductores se han accidentado o han perdido la vida...

¡Sin palabras!

Cuando dejemos de luchar por los demás, entonces dejaremos de ser humanos. Los pobres y harapientos ahí siguen, y ahora son más, no se quieren ir, porque quieren plantar su propio árbol, que pueda hacerles sombra cuando bajen a su morada.