Autoridades van tras los organizadores de eventos masivos en Imbabura

FEB, 23, 2021 |

Festejo. En Otavalo, más de 3.000 personas asistieron a un festival artístico, el sábado (20 de febrero)

Desde la Gobernación de Imbabura se interpuso una demanda en la Fiscalía, por permitir la aglomeración de más de 3.000 personas.

Redacción IMBABURA

Un evento con más de 3.000 personas, en Peguche, comunidad ubicada en el cantón Otavalo, provincia de Imbabura, puso en alerta a las autoridades locales y nacionales, por el alto riesgo de contagios de Covid-19.

Uno de los primeros en pronunciarse fue el director nacional del ECU-911, Juan Zapata, quien resaltó la situación compleja de la red de hospitales del Ecuador, “por lo que resulta incomprensible, inentendible, cómo en el sector de Peguche se da un evento público masivo con más de 3.000 personas, pese a que el COE Nacional los mantiene suspendidos”.

Según Zapata, la gobernadora de Imbabura, María Gabriela Jaramillo, se habría reunido con los organizadores del evento denominado ‘Pawkar Tushay Tuta 2021’, que se promocionó para el sábado 20 de febrero, con cuatro grupos musicales, en el coliseo de Peguche, con el afán de solicitar que se cancele la programación.

“Pide el apoyo, por escrito, a los COE Cantonales, donde tampoco recibe colaboración. Es difícil manejar una crisis sanitaria cuando no trabajamos en equipo y cuando no hay una corresponsabilidad ciudadana”, declaró Zapata.

Incluso, dijo que desde el COE Nacional se hará un reclamo, por escrito, al COE Cantonal respectivo.

Denuncia. Ayer, las autoridades imbabureñas llegaron hasta la Fiscalía.

Denuncia en la Fiscalía

La tarde de ayer, la Gobernación de Imbabura interpuso acciones legales contra los organizadores del evento en Peguche.

Acompañada del jefe político de Ibarra, Iván Vela, y del intendente (e) Mauricio Andrade, la gobernadora María Gabriela Jaramillo llegó a la Fiscalía, donde puso la denuncia para que se investigue un presunto delito tipificado en el artículo 282 del Código Penal.

Jaramillo detalló que el trámite judicial se refiere al incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente, que dijo servirá como un precedente ante el incumplimiento ciudadano. “La intención es que no se vuelvan a repetir este tipo de espectáculos que atentan contra la salud de los imbabureños”.

Gen Rhea, fiscal provincial de Imbabura, explicó que la Fiscalía designará uno de los cuatro agentes fiscales de Otavalo, tras un sorteo, para que se inicie la investigación previa correspondiente, donde se harán las diligencias judiciales necesarias.

Se organizó a pesar de las advertencias y operativos

José Luis Salas, jefe policial del distrito Valle del Amanecer, dio a conocer que un contingente de uniformados intentó suspender la programación, pero no fue posible en vista de la resistencia de los organizadores en la comunidad de Peguche.

Desde la Intendencia de Policía se informó que, en total, se entregaron 110 notificaciones a dirigentes de comunidades rurales y sectores urbanos para evitar la realización de actividades que convoquen concentraciones masivas.

Dentro de esas 110 notificaciones, el 17 de febrero, la Comisaría Nacional de Otavalo dijo que entregó una a Luis Antonio Campo, solicitando la suspensión de la programación cultural en Peguche.

Todas las camas en cuidados intensivos están ocupadas

Mientras el Ministerio de Salud Pública (MSP), reportó ayer 8.345 casos de Covid-19 en Imbabura, las autoridades locales resaltaron que todas las camas de las unidades de cuidados intensivos (UCI) en la provincia están ocupadas.

“El 100% de las camas UCI están ocupadas desde hace más de dos meses. Las camas para casos Covid-19 están a un 50%. En hospitalización tuvimos que aumentar. Inclusive para Otavalo tuvimos que aumentar una ala para atención de casos con muy pocos síntomas pero que necesitan control en el lugar”, dijo Renzo Vásconez, director zonal del MSP.

Agregó que la responsabilidad ciudadana es lo más importante frente a la pandemia. “No depende mucho de cuántos hospitales tengamos ni de las camas que aumentemos, sino del respeto de cada ciudadano con la sociedad misma”.