El ingeniero José Luis Nieto Sandoval (+)

FEB, 24, 2021 | - Por José Albuja Chaves

Escribí en este medio, el miércoles 02 de mayo de 2018, lo siguiente: “Con ocasión de una celebración más  de las festividades de El Retorno en esta ciudad se dio cumplimiento con una agenda que realza dicho acontecimiento histórico gestado por los ibarreños en 1872. (…)No obstante, su Sesión Solemne en el auditorio municipal se constituye en el número central de dicha celebración, en la cual, en esta ocasión, también, hubo intervenciones que convergen a cimentar la identidad de nuestra ciudad como un conglomerado humano siempre dispuesto a no abandonar sus propias raíces y su trayectoria histórica. Además, devienen en justos los reconocimientos a distinguidos ciudadanos que han destacado en el ámbito cultural, deportivo, artístico y más disciplinas del quehacer humano citadino.(…) Pero mención muy especial constituye el galardón entregado al ingeniero José Luis Nieto Sandoval, con el cual la Municipalidad hace una clarinada de justicia a un ciudadano nacido en el corazón de esta urbe, descendiente de familias que han honrado a la ciudad desde diferentes ámbitos, pero siempre pensando en una verdadera familia ibarreña, en pleno desarrollo y crecimiento, e identificándose con los valores más excelsos que la sociedad ha requerido.(…) Hombre de estirpe genuinamente ibarreña. Dosificado, pausado, tolerante. Respetable ciudadano al que ora le vemos en la empresa pública o en la privada, con el mismo tesón y con el mismo apego para que las cosas se den fundamentalmente para todos. Para el sector, para el barrio, para la ciudad toda. Hombre gremialista, integrador, sociable. Conocedor de su profesión y de su deber ante la sociedad. (…) Es contagiándose de su modestia, de su serenidad, de su fe, de sus lecciones cívicas y de sus testimonios como la ciudad puede honrarse, cambiando su ritmo y encauzándose en los senderos de la probidad, la honradez y la decencia. (…) Mi abrazo fuerte y viril a un hombre que como José Luis Nieto mantiene una lucidez de antorcha y sabiduría para continuar guiando con sus enseñanzas, experiencias y sus utopías citadinas, pero sobre todo para seguir compartiendo  el sueño, ahora un poco a la distancia física, pero con su espíritu y nostalgias presentes, por verla a nuestra ínclita Ciudad Blanca en el concierto de las mejores y más bellas del país”.

El último fin de semana este notable ibarreño y amigo entrañable rindió tributo a su existencia terrenal. Pesar en la Ciudad Blanca.

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec