Lo que nos une y lo que nos separa

ENE, 24, 2019 | - Por Jorge Madera Castillo

Por Jorge Madera Castillo

En una gran inundación selvática, hasta el tigre y el león acérrimos enemigos pueden permanecer juntos tratando de sobrevivir flotando sobre un tronco, sin que se miren como amenaza. Los seres humanos no somos diferentes.  Nos han unido eventos o circunstancias especiales y/o amenazantes: la guerra y la defensa de la patria; la presencia de delincuencia agresiva; la defensa de nuestros patrimonios por pequeños que sean; la defensa de la dolarización;  la exitosa participación deportiva en copa del mundo;  las situaciones de crisis derivadas de eventos sobrenaturales.   Cuando esto sucede, los ecuatorianos somos capaces de unirnos y sacamos a flor de piel nuestro sentido de solidaridad.

También han existido grandes factores de desunión o de división, como el regionalismo; el racismo; el clasismo; la xenofobia; los apasionamientos en favor o en contra de los políticos; las acciones de la regalada gana de personajes autoritarios y populistas en el poder nacional y local; actos de corrupción; los favoritismos en el manejo del Estado; la obra pública con equívocos; los apasionamientos ideológicos y religiosos; las visiones diferentes en materias específicas como el aborto; la identidad de género; problemas ambientales; la conservación de patrimonio y tradiciones; la falta de trabajo y de ingresos; el desconocimiento del verdadero significado de la democracia o las interpretaciones respecto de la misma; entre otros.

Hemos tenido más de sal, que de dulce. Lo apropiado es que los pueblos tratemos generar, mantener y alimentar grandes ideales y objetivos de mediano y largo plazos que sean un verdadero pegamento, que convoquen a unirse, y que ocupen nuestras, energías, creatividad, y nuestros corazones. Por ejemplo, Ibarra y la región norte mantuvieron y alimentaron durante muchas décadas un gran sueño y objetivo de salir al mar y contar con un puerto, como un elemento para su desarrollo, que procure trabajo para una población muy pobre; se soñaba y se vivía eso. Este tipo y dimensión de proyecciones lamentablemente hoy no tenemos; simplemente “vivimos”. Los políticos de últimos tiempos no han sabido sintonizar, peor aún guiar. Quienes han llegado al poder, con sus acciones, omisiones, planes y proyectos fallidos y corruptelas se han encargado de dividirnos, sembrar negativismo y malas reacciones, tanto con sus actitudes como con la ausencia de resultados positivos que beneficien a la mayoría; por ejemplo la crónica falta de trabajo que desespera a cualquier familia. No hay familia o grupo social en el Ecuador que no haya sido dividido; y es tan difícil restaurarlo!.  Necesitamos una verdadera “limpia” y otro tipo de liderazgos. Expresemos a través de las urnas!

DIARIO LA HORA

24/01/2019

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Julián Assange

| Desde hace mucho tiempo, Assange, se ha convertido en un símbolo de revelar secretos.

Qué aprendí

| Me dieron un buen tema para reflexionar y compartir.  Todo paso que damos en esta vida siempre hay algo que aprender, lo encontramos fuera del hogar y otros dentro de este. 

Por la paz y la justicia

00:06 | | En los cinco continentes, no solo en Ecuador, millones de todas las denominaciones religiosas cristianas, recuerdan la muerte de Jesucristo...

Hechos

00:04 | | Las cosas no ocurren aisladas, siempre hay conexiones, es necesario comprender y relacionar hechos, sacar conclusiones.

Estamos ‘infoxicados’

00:02 | | En un país sumido en una batalla doméstica de revanchismo y bajezas, como Ecuador, todo está atravesado por etiquetas...