Inevitable FMI

FEB, 16, 2019 | 00:05 - Por Víctor Cabezas

Víctor Cabezas

El déficit fiscal, o sea, la diferencia entre los ingresos y egresos del Estado, es un lastre que no nos deja avanzar como sociedad. Tener todos los meses un hueco de necesidades que no podemos pagar se ha vuelto una pesadilla para el Gobierno. Esto, además, trae graves consecuencias para el país, pues nos impide hacer algo fundamental: planificar y crecer a largo plazo. 

Pensemos en familia. Si los ingresos mensuales son de quinientos dólares y los gastos suman setecientos, esa familia tiene déficit y, por tanto, no puede ahorrar para los estudios de sus hijos, no puede provisionar para pagar una vivienda propia, tampoco puede irse de vacaciones responsablemente, o sea, no puede pensar a futuro, pues solo se concentra en llegar a fin de mes y financiar el siguiente. 

El déficit nos condena a que la gestión pública se centralice en el financiamiento y en el dolor de cabeza de la deuda, dejando de lado el desarrollo y los objetivos de largo plazo, no necesariamente por negligencia sino por la inefable y efectiva presión de los números rojos.

Parece inevitable que el Gobierno irá al FMI y se presentará un programa económico que nos permita tener una hoja de ruta clara para recuperar nuestra sostenibilidad. No será fácil, partiendo porque los ecuatorianos llevamos años asociando al FMI con una institución perversa promotora del capitalismo salvaje. 

Desde la ciudadanía podemos contribuir con el Gobierno, al opinar sin prejuicios. Podemos criticar al FMI y a la política del Gobierno. Sin embargo, oponerse al FMI por el solo hecho de que “es el malvado FMI” resulta falaz. Descalificar a la persona, no a los argumentos o al programa solo reforzará esa vieja costumbre del debate sin contenido que, a la larga frenará nuestro desarrollo como sociedad. 


vdcabezas@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

vdcabezas@gmail.com

Más Noticias De Opinión

El optimismo

| Creo firmemente que en el tiempo actual debemos ser curiosos. Por difícil que la vida sea o pueda parecer, siempre hay algo que podemos hacer y conseguir.

Nelson Villacís, traficante de libros

| Nelson Villacís es un artista plástico reconocido, escritor y poeta ibarreño; también oficiante de las liturgias de la espiritualidad y la vida.

Caminar al margen de la historia

00:15 | | Sin que la Función Judicial en su conjunto no  cumpla con el papel que le corresponde, nuestra democracia seguirá en el abismo en el que está.

Se acaba la paciencia

00:10 | | El FMI acaba de otorgar a Ecuador un préstamo de 4.200 millones mientras que la Unión Europea ya estipuló entregarnos un financiamiento de 51 millones de dólares, no reembolsables, para dos provincias de la Costa.

Adiós Unasur

00:05 | | Los gobiernos progresistas, que algunos los denominan del socialismo del siglo XXI o simplemente populistas para trascender sus odios ideológico-políticos a todo cuanto huela a izquierda, con Hugo Chávez de Venezuela.