¡Qué bueno que existas!

FEB, 16, 2019 | - Por Luis Fernando Revelo

Luis Fernando Revelo

Se cuenta que Marcel Marceau, el gran artista del mimo, había concluido su espectáculo entre interminables ovaciones. Ya instalado en el camerino, sudoroso y fatigado, se dedicaba a ir eliminando hasta el último resto del maquillaje que le cubría el rostro. Afuera, ante la puerta, aguardaban admiradores y varios periodistas que querían felicitarle y entrevistarle. De pronto apareció una viejecita, que apoyada en un bastón, abrió la puerta del camerino sin preocuparse de llamar, llegó hasta el artista y se limitó a decir: -¡Gracias, Marcel, por existir!

Las palabras de la abuela coincidían exactamente con la definición del amor que diera el filósofo Joseph Pieper: “Amar es exclamar continuamente ante el amado: ¡Qué bueno que existas!”. ¿Será posible que solamente un día lo dediquemos al amor y a la amistad? ¿Nos hemos puesto a reflexionar en lo que significa auténticamente el amor? ¿Hemos sido capaces de decirle al otro: ¡Gracias por existir!, ¡Qué bueno que existas!?

Es un valor para el ser humano, un mandato divino, el que el ser humano no se centre en sí mismo, sino que se trascienda saliendo al encuentro de los demás, e incluso que trascienda a los demás, en el encuentro con el mismo Dios. Amar sin medida es el mandamiento supremo. No hay nada más hermoso como el rostro de una persona que se ilumina, al verse tratado con respeto y con amor, al descubrir que tiene un verdadero amigo, al observar que se confía en él. “Flores antes que pan”, suelen decir algunas personas. Porque saben perfectamente que lo que más necesita una persona es un poco de afecto, un poco de amor, una amistad sincera.

No olvidemos que nuestra vocación cristiana es amar. ¡Seamos verdaderos amigos! Donde hay enemistad, allí solo reina la ruina y la división del grupo.

COMENTA CON EL AUTOR

DIARIO LA HORA

Más Noticias De Opinión

Julio César Trujillo

| Causó asombro que Julio César Trujillo comenzó a poner orden al festín administrativo y al incumplimiento de la ley de los gobernantes de la década pasada.

Nadie se libra

| Que en algún momento el cuerpo le pase factura, llega la enfermedad como un ladrón, el rato que menos uno piensa de una manera cruel, extraña y silenciosa; en vano la lucha diaria por mantenerlo sano, ágil, adecuado para mantener los mandatos del espíritu. 

Después, solo la Historia dirá

00:15 | | El 24 de mayo de 1822 en las faldas del volcán Pichincha, la derrota española por las tropas independentistas de Antonio José de Sucre, aseguró la independencia de la entonces Real Audiencia de Quito.

El Ministerio fallido

00:10 | | El runrún de pasillos anunció que a Raúl Pérez Torres se le acabaron los días en el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

¿Democracia?

00:05 | | En el planeta se busca “la democracia” como modelo de coexistencia humana, que implica un gobierno que “representa” al pueblo, respeto a los derechos, creación de leyes para preservar la libertad e impulsar justicia social.