¡Qué bueno que existas!

FEB, 16, 2019 | - Por Luis Fernando Revelo

Luis Fernando Revelo

Se cuenta que Marcel Marceau, el gran artista del mimo, había concluido su espectáculo entre interminables ovaciones. Ya instalado en el camerino, sudoroso y fatigado, se dedicaba a ir eliminando hasta el último resto del maquillaje que le cubría el rostro. Afuera, ante la puerta, aguardaban admiradores y varios periodistas que querían felicitarle y entrevistarle. De pronto apareció una viejecita, que apoyada en un bastón, abrió la puerta del camerino sin preocuparse de llamar, llegó hasta el artista y se limitó a decir: -¡Gracias, Marcel, por existir!

Las palabras de la abuela coincidían exactamente con la definición del amor que diera el filósofo Joseph Pieper: “Amar es exclamar continuamente ante el amado: ¡Qué bueno que existas!”. ¿Será posible que solamente un día lo dediquemos al amor y a la amistad? ¿Nos hemos puesto a reflexionar en lo que significa auténticamente el amor? ¿Hemos sido capaces de decirle al otro: ¡Gracias por existir!, ¡Qué bueno que existas!?

Es un valor para el ser humano, un mandato divino, el que el ser humano no se centre en sí mismo, sino que se trascienda saliendo al encuentro de los demás, e incluso que trascienda a los demás, en el encuentro con el mismo Dios. Amar sin medida es el mandamiento supremo. No hay nada más hermoso como el rostro de una persona que se ilumina, al verse tratado con respeto y con amor, al descubrir que tiene un verdadero amigo, al observar que se confía en él. “Flores antes que pan”, suelen decir algunas personas. Porque saben perfectamente que lo que más necesita una persona es un poco de afecto, un poco de amor, una amistad sincera.

No olvidemos que nuestra vocación cristiana es amar. ¡Seamos verdaderos amigos! Donde hay enemistad, allí solo reina la ruina y la división del grupo.

COMENTA CON EL AUTOR

DIARIO LA HORA

Más Noticias De Opinión

Austeridades de la Cuaresma

| Se cuenta que alguna vez Santa Teresa había sido invitada en uno de sus frecuentes viajes, a casa de unos amigos.

El bloqueo de la ‘Pana’

00:15 | | No es la primera vez que los pueblos indígenas del sur de Colombia hacen paros para obligar a los mandatarios a “negociar” sus demandas.

Noticias y no-noticias

00:10 | | Vittorio Messori señalaba con sorna que en realidad no existe la “opinión pública” sino la “opinión publicada”. Lo acabamos de comprobar hace una semana.

Periodismo ‘cash’

00:05 | | Juan Pablo Meneses, al estilo del club de los 27, esperó a llegar a esa edad para morir de una forma metafórica: deshaciéndose del oficinista que llevaba dentro y dedicándose a lo que quería que era escribir historias.