Periodismo ‘a secas’

MAR, 16, 2019 | 00:05 - Por ROQUE RIVAS ZAMBRANO

Roque Rivas Zambrano

Leí que los periodistas culturales estaban en “vías de extinción”. Esta afirmación me resultó graciosa porque, irónicamente, son más los estudiantes que sueñan con salir de la universidad e ingresar a un medio de comunicación para hacer reseñas de libros, explorar la vida de los pintores, hablar sobre conciertos de jazz o películas aclamadas por la crítica. 

Basta con recordar una escena del film peruano Tinta Roja: Alfonso, un egresado de comunicación, llega a la redacción de ‘El Clamor’ con la intención de ubicarse en la sección cultural. Su jefe, Faúndez, quien no puede evitar burlarse y bautizarlo como “Varguitas”, le comunica que hará notas policiales y le enseña cómo contar historias que tienen que ver  con suicidios, homicidios, secuestros y accidentes, entre otras experiencias trágicas.

Los del oficio sabemos que ser periodista es tener la capacidad para escribir sobre todo. Pasé por todas las fuentes. Las segmentaciones, si bien sirven para organizar el contenido y para que los profesionales tengan la oportunidad de especializarse, no son una camisa de fuerza. 

Los mejores periodistas lo son “a secas”. Recientemente redescubrí un artículo, publicado en 2011, en el que Leila Guerriero afirmaba que el periodismo cultural no existe. En su reflexión, que suscribo, decía: 

“A lo mejor es porque vengo de un país donde siempre estuvo todo mezclado… un país donde periodistas como Martín Caparrós o Tomás Eloy Martínez escribieron sobre el fútbol, las series de televisión, la ecología, la economía, los delirios guerreros de Bush, la vida de Saint Jhon-Perse o una masacre de obreros en la Patagonia. A lo mejor por eso pienso que el periodismo cultural no existe y que los mejores periodistas culturales son aquellos que pueden escribir sobre cualquier cosa”.


salvataje@yahoo.com
 

COMENTA CON EL AUTOR

salvataje@yahoo.com

Más Noticias De Opinión

La beligerancia de Moreno

| Para el sector de la sociedad probablemente la más pudiente, el discurso Presidencial resulte alentador; en tanto, para los supuestos opositores y cirqueros correistas...

CRÍTICAS Y JUICIOS

| Las críticas a la labor periodística, a los periodistas y a los medios de comunicación provienen de dos fuentes...

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS