Zonas fronterizas demandan atención gubernamental

JUL, 24, 2019 |

REUNIÓN. Funcionarios públicos atendieron a los dirigentes en Planifica Ecuador.

Redacción IBARRA

Dirigentes de los poblados fronterizos del norte del Ecuador se reunieron ayer en Ibarra, específicamente estuvieron en las oficinas de Planifica Ecuador, ex Senplades. Llegaron alrededor de 30 representantes para tratar temas presupuestarios y de servicios gubernamentales en estas zonas limítrofes.

Carlos Pay, presidente del gobierno parroquial de Tobar Donoso, indicó que fueron recibidos por Tania Endara, coordinadora zonal de la entidad pública. En la cita hicieron un acta de acuerdos y compromisos para elaborar un proyecto de apoyo a los diferentes territorios.

“Vamos a tener un gabinete la tercera semana de agosto. El siete nos reuniremos todos los dirigentes y los gobiernos parroquiales para presentar el perfil de diferentes necesidades de la zona rural. Va a ser un gabinete de todos los ministerios, y áreas como agricultura o vialidad. Todo eso se tratará en el perfil, dependiendo las necesidades en cada territorio”, dijo Pay.

En cuanto al presupuesto para la zona fronteriza, el dirigente mencionó que existen 20 millones de dólares, de un recurso binacional, donde se estará considerando las necesidades de cada lugar para invertir el monto. Además, este presupuesto lo entregarán después de que se haya presento el perfil.
 

Necesidades

Brenda Vite, presidenta de la Federación de organizaciones campesinas del Cordón Fronterizo (Forccofesec), indicó que lo que más les urge a las zonas del norte del Ecuador es una atención especial, porque se encuentran muy abandonados por el Estado. “Ministerios anteriores casi no han hecho nada por la frontera”, dijo.

Sin embargo, indicó que asambleístas y distintos funcionarios públicos se han comprometido a dar su colaboración, y espera que cumplan. “Los principales problemas para resolver son en seguridad, educación, servicios básicos. Porque estos temas están muy abandonados en lo que es el sector campesino”.


Ayuda urgente

Las áreas donde el gobierno debería actuar de inmediato en las zonas rurales de la frontera norte son innumerables. Por ejemplo, en el poblado de San Marcos, parroquia Chical, del cantón Tulcán, las personas que viven ahí no tienen agua potable, alcantarillado, servicios higiénicos o una carretera que les ayuda a sacar o ingresar productos.

En el poblado de Tobar Donoso, ubicado también en la provincia del Carchi, las falencias son similares. Carlos Pay dice, por ejemplo, que en este territorio el gobierno ha ayudado muy poco. Y que solo entidades de Salud y Educación hacen presencia en la zona con colaboraciones.   

“El resto de ministerios se detienen poniendo pretextos del problema fronterizo que hubo anteriormente. Pero hasta el momento no han podido solucionarnos nada. Solo han sido palabras, ofrecimientos, y nunca ha llegado nada al sector rural y campesino”.

El dirigente añade que estos hechos causan en la población fronteriza un sentimiento de aislamiento y total abandono por parte del Estado. Sumado a problemas como la fumigación área o la contaminación ambiental de los territorios, se vuelve un problema grave y casi sin solución. (PTEG)

Más Noticias De Noticias Imbabura

Bomberos tienen un simposio desde hoy en Imbabura

| Con más de 200 participantes, hoy se llevará a cabo el Simposio de Seguridad para Bomberos, dirigido para quienes trabajan en el combate de incendios y gestión de riesgos.

Música, cerveza artesanal y ‘otra onda’ en un festival este fin de semana en Ibarra

| Un evento cervercero y gastronómico, para grandes y chicos, se planifica mañana en la capital imbabureña, desde las 11:00 hasta las 23:00.

Fruticultores de Imbabura y Carchi con la mira en las exportaciones

| Miguel Ángel Durán, técnico español, cumple una vista en las dos provincias para levantar la información de la producción en frutales.

Campaña gratuita de cáncer de mama en Ibarra espera atender más de 4.000 personas

| Ayer se realizó el lanzamiento oficial de esta iniciativa preventiva, que espera atender a unas 4.500 personas.

COLUMNISTAS