El mundo

AGO, 23, 2019 | - Por Ruby Estévez

Ruby Estévez

“Es de valientes”; todos los seres humanos hemos pasado por momentos difíciles y es sorprendente cuán pronto aceptamos cualquier situación que sobrevenga si es inevitable y nos acomodamos a ella.  Estamos hechos de buena fibra por lo que podemos absorber los choques del camino; sabemos que no podemos llorar si no alcanzamos la luna y no lamentarnos tanto por la leche derramada.  Una buena cantidad de resignación es lo que primero ponemos entre los abastos para el viaje de la vida.  Las circunstancias por si solas no nos hacen felices o infelices es la manera como ante su influjo reaccionamos lo que determina nuestros sentimientos.  Las personas somos más fuertes de lo que creemos, podemos soportar el infortunio y salir triunfantes.  Camino sin piedras no es camino, no podemos doblegarnos blandamente ante las dificultades; el camino de la vida no es recto tiene curvas y pendientes muy peligrosas que sí podemos enfrentarlas con capacidad, inteligencia y voluntad.  Muchos dirán “fácil es decir”; tremenda equivocación; a todos nos advierte el sentido común que estamos frente alguna circunstancia que no puede ser de otra manera, no pretendamos, por honor de nuestra cordura, parar el sol de la mañana.  No podemos olvidar que la vida es la mejor empresa del mundo, solo nosotros podemos evitar que ello vaya en decadencia, tenemos que recordar y aceptar que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones; ser feliz es de los valientes; es encontrar fuerza en el palco del miedo, amor en los desencuentros.  En el mundo de los valientes estamos las personas que sabemos que ser feliz no solo es valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza; no solo es conmemorar el éxito, sino aprender lecciones en los fracasos, no es muy satisfactorio tener alegría con los aplausos sino tener alegría en el anonimato.  Nadie tiene fuerza en el alma y vigor para luchar contra lo ineludible y contar con reservas para crear una nueva vida; tenemos que escoger o plegarnos a las tormentas de la vida que sean inevitables o ir contra ellas y estrellarnos.  Lo que debemos tener presente es que los caminos de la felicidad debemos construirlos no solamente pensando en nosotros mismos sino también en los demás, no estancarnos en el pasado sin ninguna ilusión a futuro y sin un claro proyecto de vida que nos mueva constantemente.  No podemos desgastarnos mirando la vida de los demás, trabajemos por la nuestra de una manera armónica, aprovechemos nuestros talentos, somos seres racionales, tenemos capacidades y un corazón grande para luchar, vencer y salir adelante.

COMENTA CON EL AUTOR

DIARIO LA HORA

Más Noticias De Opinión

Voces del alma

| “Voces del alma y algo más…” así se intitula el opúsculo que se inscribe con el N° 276 en la Colección Tahuando de la autoría del maestro Juan Aníbal Galárraga, que edita la Casa de la Cultura Núcleo de Imbabura y que fuera presentada en el pasado Jueves Académico. 

Reformas al COIP, amparadas en el moralismo

| El proyecto recogió 129 reformas, cuyo primer proyecto se remonta a septiembre de 2015.

¿Por qué tanta infamia?

00:15 | | Twitter hizo una limpieza de su nido y dejó fuera1.019 cuentas ecuatorianas, en su mayoría falsas, vinculadas al partido político de gobierno Alianza PAÍS, según un despacho de la agencia AFP, fechado en Washington.

Malos malos y malos buenos

00:10 | | El 17 de septiembre se cumplieron ochenta años de que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) invadiera Polonia, luego de haber firmado un pacto de amistad con el Tercer Reich o Alemania Nacionalsocialista.

Milagro…

00:05 | | Jesús mide un metro noventa. Se acomoda, encorvado, en su Chevrolet Beat, el auto que le permite reunir el dinero para mantener a su familia en Ecuador.