LA EMPRESA Y EL PROGRESO DE LA CIUDAD

SEP, 16, 2019 | - Por Mario García Gallegos

Sin menospreciar lo realizado por algunos empresarios que fundaron sus negocios  ligados a la gestión automotriz, la modernidad de Ibarra arrancó con fuerte impulso, cuando se construyó el Centro comercial “La Plaza Shopping Center”  en  la Avenida Mariano Acosta.

La decisión y valentía del empresario por apostar por Ibarra  es notable,  considerando las limitaciones presumibles del medio que tenían fundamento entonces por la ausencia casi total de proyectos de tanta magnitud. Sin embargo la visión del futuro juega un papel determinante cuando hay  mover el timón en dirección del progreso.

Imagínense a nuestra ciudad sin esas instalaciones,  que en ese  tiempo muchos las consideraban innecesarias, desestimando la capacidad económica local. Que contraste con el horrible terminal de buses que funcionaba en ese sitio junto al sueño de nuestro aeropuerto que “vendía boletos a ninguna parte”.

Dicen que los malos ejemplos se replican geométricamente: esto es verdad, pero los buenos y excelentes lo hacen mucho más.  Con la toma del pulso económico se instalaron el Aki, luego el Laguna Mall.  Igualmente las distribuidoras de vehículos hicieron sentir su presencia liderando   ventas  a nivel nacional.

La Avda.  Mariano Acosta se convirtió en la yugular del tránsito, en el embudo de ingreso a la urbe que hoy sobrepasa los 220.000 habitantes. La Municipalidad no ha hecho gran cosa; su papel se ha reducido a parchar  en frio el desgaste del asfalto. Sin embargo hay que mencionar el Mural y la buena  remodelación resiente  del redondel de la Madre.

Aquí un Mensaje para nuestro amigo Wilson Amador ¡Construya el paso peatonal  para salvar vidas y servir a la gente frente a la Plaza e Imbauto! Este proyecto bien concebido arquitectónicamente, será la puerta de la ciudad y un monumento a la generosidad empresarial.     

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

¡Queremos la paz!

| Y contaba Mauricio Rubiano la escena que había presenciado de aquel hombre robusto y joven que experimentó un pequeño roce en su auto. Vociferaba, insultaba y le instaba a pelear a su agresor argumentando que si no lo hacía no era un hombre, sino un imbécil.

Un antes y un después a considerar

00:15 | | Es evidente la necesidad que tiene el Gobierno de construir una reforma tributaria, que no  caldee demasiado los ánimos.

Decepción y vergüenza

00:10 | | Me uno al coro de desilusionados surgidos a raíz de los amargos acontecimientos de los días pasados. Siento decepción y vergüenza por el conjunto de autoridades que no supieron proteger a la mayoría de ecuatorianos de los ataques de minorías delincuenciales. 

Bandera blanca…

00:05 | | Bastante se compartió sobre los 11 días del paro nacional en Ecuador.