En política: ¡la gente no perdona!

ABR, 25, 2018 | 03:00 - Por La Hora Diario

Patricio Valdivieso Espinosa

Los sentimientos y el tiempo en muchas ocasiones hacen olvidar los desagravios, abusos y engaños recibidos, pero en el escenario político, la gente no perdona; sin embargo, vale aclarar, en su mayoría no es por venganza, pero cuando debe castigar, castiga. En especial cuando se trata silenciosamente de reprender a sus autoridades, son las elecciones el momento propicio, para: decirles verdades sin broncas, ejercer sus reclamos sin insultos y disponer cambios sin dar marcha atrás.

Más allá de la contienda política seccional que se avecina en marzo de 2019, y de la adelantada decisión democrática a la que particularmente debemos acudir los próximos días los lojanos; será la gente común la que mayoritariamente con su pronunciamiento, nos permita en realidad medir: si es más la multitud que ejerciendo su poder democrático decide recuperar la dignidad, la tranquilidad y el respeto para los ciudadanos; o, si la paz social está por debajo de quienes buscan comodidad, limpieza y orden a la brava, irrespetando los derechos humanos de los más humildes.

La marcada diferencia que se viene evidenciando, entre los que pretenden parar los caudillismos coloniales; y, los que, por su bienestar personal, defienden los abusos del poder municipal, nos muestra el altísimo porcentaje de personas que guardan silencio para evitar ser perseguidos, multados o denigrados, pero nos asegura una sanción rotunda al abuso, de la que nadie se vuelve a parar. Con bastante lógica, se estima que el porcentaje sancionatorio será de alto nivel e incuestionable, más aún si se maneja la certeza de que: existirá poco derroche de recursos públicos; se perdió el miedo al autoritarismo; y, el voto es secreto e intransferible.

Como el voto es secreto, no caben las jugarretas amenazantes, ni la gente sentirá temor de que vuelva, porque el fin de las injusticias, de las arbitrariedades, de las ilegalidades ha llegado. Loja, ejemplo de libertad, humanismo y solidaridad, ha encontrado el camino y proyectará mejores días para la sociedad en su conjunto, y los dignatarios de los próximos períodos, jamás olvidarán que en su paso por la administración: deben llenarla de respeto y dignidad, luchar contra la corrupción interna y externa, pero, sobre todo, jamás sentirse caudillos de una noble ciudad; porque si lo hacen, también serán revocados, regresando a sus casas sin pena ni gloria. (O)

pavevaldivieso@hotmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Respetemos la Constitución y la Ley

03:00 | | Manuel Salinas Ordóñez La Constitución de la República del Ecuador manda el cumplimiento de varios deberes y responsabilidades, siendo uno de ellos, según el tenor literal del numeral uno del Art. 83, el acat

Algunas verdades sobre algunas mentiras de Pinocho

03:00 | | Zoila Isabel Loyola Román “Si mientes, la nariz te crecerá como a Pinocho”, una frase dicha para amedrentar a los mentirosos. Pinocho es un cuento de la fantasía infantil, que tiene la intención de denun

¿La culpable es ella?

03:00 | | Marlon Tandazo Palacio ¡Increíble! ¿Verdad? Pero es el criterio de quienes consideran a Martha, la mujer de quien más se ha hablado esta semana, como la culpable por exponerse.  Evitaré entrar en detalles

¿Un pacto de impunidad?

00:15 | | La semana pasada, “graciosamente” el empresario Tomislav Topic, el zar del internet, de acuerdo con algún comentarista, anunció que entregará 13,5 millones de dólares al Estado.

Carta democrática

00:10 | | En la sesión de la Organización de Estados Americanos, llevada a cabo en Lima, Perú, el 11 de septiembre de 2001, se aprobó la Carta Democrática Interamericana.

Somos lo mismo

00:05 | | Gustavo Jung afirmó: “Somos lo que fuimos, en todos los lugares, en todas las épocas, antes de siquiera haber sido soñados”. Interesante teoría aplicable también a los ecuatorianos, por lo menos para poder explicar nuestros errores, quejas  políticas y familiares.