Seguridad Social Solidaria

NOV, 09, 2018 | 03:00 - Por La Hora Diario

Manuel Salinas Ordóñez

La Seguridad Social se rige por principios como la solidaridad, obligatoriedad, universalidad, equidad, eficiencia, subsidiariedad y suficiencia, en función de los cuales se obtiene ingresos que permiten cubrir riesgos como: enfermedad, maternidad, riesgos del trabajo, vejez, muerte e invalidez que incluye discapacidad, cesantía y seguro de desempleo.

La solidaridad consiste en la ayuda entre todas las personas aseguradas, sin distinción de nacionalidad, etnia, lugar de residencia, edad, sexo, estado de salud, educación, ocupación o ingresos, con el fin de financiar conjuntamente las prestaciones básicas del Seguro General Obligatorio y básicamente se relaciona con la obligatoriedad aunque parezca contradictorio.

Si la seguridad social no fuera obligatoria no se podría mantener ni financiar los riesgos cubiertos, por ello y ante las prestaciones del Seguro Social como institución se debe reflexionar en nuestro espíritu solidario, es decir, ni siquiera pensar en que yo deba ser beneficiario del riesgo cubierto de salud, pero aportar con todo ahínco para que se pueda cubrir los gastos de aquella persona que sí requiere de una operación, de un tratamiento por enfermedad terminal, de aquel niño que se mantiene en una termo cuna, de aquella persona que requiere de cuidados intensivos, de miles de personas que se realizan diálisis y que sin la solidaridad de los asegurados con su aporte, morirían ante los altos costos en clínicas privadas por estos riesgos cubiertos por el Seguro Social.

Muchas veces pensamos en el aporte que hacemos a la Seguridad Social y que no recibimos ningún beneficio, deberíamos estar felices de no ser parte de aquellas personas que necesitan que se cubra el costo de su enfermedad, es inimaginable que por mi aporte de 80 o 100 dólares mensuales desee tener cáncer para poder recuperar lo que estoy aportando. Sería ilógico pensar que desee quedarme inválido para poder jubilarme por invalidez y recibir una pensión, en lugar de estar sano y poder trabajar sin ninguna limitación. 

Nos molestamos porque tenemos citas médicas para dos o tres meses después, pero no pensamos que si estamos en esa situación es porque nuestra enfermedad no es grave y que por ello no debo hospitalizarme, puesto que si mi enfermedad fuera grave, terminal o requeriría de cirugía o tuviera un accidente de trabajo que me impida laborar, ahí gozaría de la solidaridad de la seguridad social. Entonces ahí comprendería que para realizarme una quimioterapia necesitaría tener mucho dinero. Por ello, es mejor aportar la cantidad que corresponda para ser solidario con quienes lo necesiten a tener que devengar mi aporte mediante una enfermedad catastrófica, un accidente de trabajo, una invalidez, etc.

Los funcionarios que forman parte del Seguro Social en la ciudad de Loja, vienen desempeñando un trabajo silencioso pero solidario y tanto en la Dirección Provincial como en las diferentes coordinaciones deben continuar su gestión para lograr que cada vez la seguridad social pueda cubrir con eficiencia y eficacia cada uno de los riesgos cubiertos en beneficio de quienes realmente lo necesitan. (O)

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

La brújula

Martes, 25 de junio de 2019 | | Jaime A. Guzmán R. No cabe la menor duda que los cambios y avances tecnológicos, y de todo orden, conseguidos hasta hoy, han transformado nuestras vidas. No obstante, hay que subrayar que aquellos acontecimientos de deshonestidad

Abajo y a la derecha

Martes, 25 de junio de 2019 | | Pablo Vivanco Ordóñez Ya nos vamos mal acostumbrado. Silencios viscosos circundan el cuadrilátero rojo del poder político en Ecuador. Renqueando caminan sin saber cómo usar las armas que les dieron: van atin

Por acciones prontas y radicales

00:15 | | Dos manifestaciones desafiantes, por su nivel de violencia, están en el escenario público como muros infranqueables para las autoridades.

¿Seguimos fingiendo?

00:10 | | Desde el inicio, la gestión del presidente Lenín Moreno se basaba en fingir. Fingir que nadie en su gobierno había sido correísta.

Zamora: 25 años

00:05 | | Tiene la edad de Cristo y en los últimos 25 años, su vida ha estado dedicada al canto lírico, popular, folclórico. Instrumentista múltiple y compositor, su ciudad natal es la base de operaciones de su formación y de su proyección como artista y maestro.