Secciones   /   Policial

Un incendio en clínica para adictos cobró 16 vidas

ENE, 12, 2019 | 03:00

TRAGEDIA. Hacia el lugar acudieron los miembros de la casaca roja.

Las causas aún no se determinan. Los moradores dijeron que desde el interior del inmueble se escucharon gritos de ayuda.

GUAYAQUIL. Un total de 17 personas perecieron asfixiadas ayer durante un incendio que se registró en una clínica de recuperación de adultos con problemas de adicción a las drogas, ubicada en las calles 26 y la I del Suburbio Oeste del Puerto Principal.

El Cuerpo de Bomberos de Guayaquil confirmó el número de víctimas mortales una vez que controló el fuego que se propagó en el inmueble de construcción mixta.  

La central de emergencias ECU911 Samborondón informó que la Policía al llegar al lugar indicó que en la vivienda donde se originó el siniestro funcionaba una clínica de rehabilitación para personas con problemas de adicción a las drogas y alcohol.

Alrededor de 60 miembros del  Cuerpo de Bomberos y 15 unidades atendieron la emergencia cerca de las 16:45.

Los miembros de la Casaca Roja confirmaron la muerte de las 17 personas por asfixia, las cuales se encontraban en el interior del inmueble. También reportaron personas heridas con quemaduras,  que fueron trasladadas hasta el hospital de Abel Gilbert Pontón, en las calles 29 y Callejón Parra, en el mismo suburbio.

El ECU 911 tan pronto conoció del siniestro coordinó el despliegue de unidades del Ministerio de Salud Pública (MSP), Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) y Policía.

Las causas del flagelo no han sido reveladas por las autoridades, sin embargo, se cree que sería por un cortocircuito o por alguna fuga de gas.

En el sector, los moradores dijeron que desde el interior del inmueble se escucharon gritos de ayuda porque los internos no podían salir de la casa cuando comenzó el fuego.

Una vez que las llamas y el humo pudieron ser controlados, el personal de Criminalística de la Policía ingresó al sitio para proceder al retiro de los cuerpos que habían quedado en diversos ambientes del inmueble.

Un fiscal de turno arribó al lugar para ordenar el levantamiento de los cadáveres y su traslado al Instituto de Ciencias Forenses de la Policía, para las prácticas legales.

Familiares de las víctimas en su mayoría pacientes de la clínica exigían información sobre el estado de sus seres queridos, pero sin obtenerla debido al trabajo que realizaba el personal de bomberos y paramédicos desplegados en el lugar.

Tanya Varela, comandante de la Zona 8 de Policía, arribó al punto para tomar nota de lo ocurrido. También llegó al sitio de la tragedia el gobernador del Guayas, Raúl Ledesma.

Por lo pronto, se pretende identificar si el inmueble que funcionaba como clínica para recuperación de personas con adicciones cuenta con los permisos habilitantes correspondientes. (DAB)

LAS CIFRAS

60  MIEMBROS atendieron la emergencia.

15 UNIDADES se movilizaron.