Una firma, un compromiso

ENE, 26, 2019 | 03:00 - Por La Hora Diario

Mons. Alfredo José Espinoza Mateus, sdb

Hace unos días participe en la firma del ‘Pacto Ético’, por parte de los candidatos a Prefecto de Loja y Alcalde de la ciudad de Loja, firma que incluía a los candidatos a Concejales.

¿De qué se trata el Pacto? Muy simple, de que la próxima campaña electoral sea sin agresiones de ningún tipo y esté basada en el respeto. No todos firmaron, en realidad me sobran dedos de la mano para contar a aquellos que rehuyeron este Pacto.

Creo que esta firma, busca no solamente una campaña política basada en el respeto y sin agresiones, sino que, fundamentalmente busca la paz. Y el Papa Francisco, nos dice que la paz es como la esperanza, es como una flor frágil que trata de florecer entre las piedras de la violencia.

En el ‘Mensaje para la Celebración de la Jornada Mundial de la Paz’, de este año, del Papa Francisco, titulado “La buena política está al servicio de la Paz”, él nos dice que “La política es un vehículo fundamental para edificar la ciudadanía y la actividad del hombre, pero cuando aquellos que se dedican a ella no la viven como un servicio a la comunidad humana, puede convertirse en un instrumento de opresión, marginación e incluso de destrucción”.

Y destruimos con insultos, con verdades a medias, ofensas y calumnias o, con las murmuraciones. No queremos estas actitudes en esta próxima campaña electoral, todo lo contrario, queremos una campaña llena de propuestas, de diálogo y debate, en un marco de total respeto.

¿Será posible? Creo sinceramente que sí y ello se dará, si cada uno hace vida lo que firmó y a lo que se comprometió.

Es importante que los políticos, cualquiera sea su tendencia, busquen el trabajar juntos, y para ello, deben practicar aquellas virtudes humanas que son la base de una buena acción política: justicia, equidad, respeto mutuo, sinceridad, honestidad y fidelidad.

Felicitaciones a la Fundación CAJE por esta iniciativa. He prestado de buena gana mi nombre y el de la Diócesis de Loja, y lo hice como ciudadano y como constructor de puentes y no de muros. (O)

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]