Acoso laboral

MAR, 21, 2019 | 00:10 - Por Rodrigo Contero Peñafiel

Rodrigo Contero Peñafiel

El comportamiento laboral de algunas personas es un problema muy complejo que ha permanecido oculto en el tiempo y pocos se atreven a denunciarlo; la inseguridad, incapacidad profesional, venganza, incompetencia, celos o el simple deseo de aventura descubre una “personalidad múltiple” en individuos que buscan saciar sus malsanos propósitos a través de la persecución y el acoso permanente para deteriorar la imagen de sus subalternos e interferir en su estabilidad emocional, capacidad y rendimiento, atentando contra su integridad personal. 

El acoso psicológico puede ser horizontal y vertical si se presenta entre personas de la misma jerarquía o de jefes a subalternos, siendo este el más frecuente. El aparecimiento de mensajes amenazantes o de contenido sexual en el sitio de trabajo, escritorio, computadora, celular, etc., son signo inequívoco del inicio de un largo y tedioso período de inestabilidad emocional que traerá graves consecuencias para el trabajador atormentado. 

El acoso laboral siempre ha estado presente en las instituciones públicas y privadas donde el área de Talento Humano tiene su responsabilidad, muchos trabajadores han enfrentado este problema con tratamientos médico-psicológicos para evitar el deterioro de su salud, su autoestima y el aislamiento degradante al que han sido sometidos; el dejar sus puestos de trabajo conlleva problemas sociales y económicos. 

Asediar, acosar o acorralar a alguien directamente o a través de secuaces para molestar, amenazar, burlarse, desprestigiar o intimidar, es de neófitos que no conocen del cargo ni sus funciones y al que llegan por casualidad; el provocar estrés y descontrol en los trabajadores hace que cometan errores, el acosador encuentra motivos para sancionar o despedirlos y la Institución pierde buenos profesionales. Muchos “jefes” cumplen el papel de vigilantes, capataces o mayorales que temen las iniciativas de sus subalternos, y utilizan el poder para acosar, es su fuente de placer.

Estos casos antijuridicos contradictorios a lo establecido en los artículos 33, 66 y 326 de la Constitución de la República, deben ser denunciados en los tribunales competentes.


rcontero@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

rcontero@gmail.com

Más Noticias De Opinión

¿Qué esperas para dar valor?

Lunes, 24 de junio de 2019 | | Marlon Tandazo Palacio Hace poco una amiga a la que llamaré  ‘María’, propietaria de una próspera empresa familiar, tuvo un revés, al percatarse que su contadora (amiga de toda la vida) había mal

Con el ‘soft’ de mamá y el ‘hard’ de papá

Lunes, 24 de junio de 2019 | | Zoila Isabel Loyola Román  Es cierto que cada hijo tiene impreso en sus genes un tanto del ‘hard’ de papá y otro tanto del ‘soft’ de mamá o si queremos el ‘soft’ de papá y &lsquo

¿Tomar al toro por los cuernos?

00:15 | | Pronto hará un año que el presidente Lenín Moreno envió un proyecto de Ley Anticorrupción que reposa en algún archivo de la Asamblea Nacional.

¿Asamblea Constituyente?

00:10 | | La aparente calma que vivimos en el país se debe a que nos encontramos en el ojo del huracán, y ya mismo se desatará una gran tempestad política y social que nos traerá gravísimas consecuencias.

Rechazos

00:05 | | El expresidente Correa dejó a Ecuador sin las doscientas millas de mar territorial. Las consecuencias son terribles para el desarrollo de la industria pesquera y aliento para la piratería de buques-fábricas internacionales.