La muerte de Pete Ham avergonzó a la industria musical

ABR, 21, 2019 |

CUARTETO. Badfinger considerada la pionera del ‘power pop’. En un inicio hacían rock melódico.

DAVID ALMEIDA GARCÍA

Si no asesinaban a John Lennon en 1980, ¿cuántas buenas canciones hubiera compuesto hasta hoy? La misma inquietud surge con Pete Ham (Swansea, Reino Unido, 1947-1975), quien forma parte del denominado ‘grupo de los 27’.

El fatídico 24 de abril de 1975, el malogrado cantautor y líder de la banda Badfinger se ahorcó en el garaje de su casa. La escena fue descubierta por su esposa Ann, en ese tiempo embarazada de 8 meses.
 

¿Qué motivó esta decisión desesperada? 
La estafa y el desagradecimiento de personas que se aprovecharon de él y de su grupo. 
 

Apadrinados por The Beatles 
Lo que le sucedió a Ham y, después, a otros miembros de Badfinger es una novela desgarradora. 

Badfinger estaba compuesta por los ahora fallecidos Tom Evans (que también se suicidó) y Mike Gibbins, además de Joey Molland, Ron Griffiths, Bob Jackson, Tony Kaye y otros que se sumaron después de la muerte de Ham, como Glenn Sherba, Richard Bryans y Joe Tansin. 

Fue una banda tan buena, que a fines de 1960 eran considerados los sucesores de The Beatles, grupo que los apadrinó, pues fue el primer conjunto que firmó con Apple Records, la disquera que montaron los ‘4 de Liverpool’. ‘Come and Get It’, una composición de Paul McCartney, se publicó en 1970 y fue incluido en el primer disco de Badfinger, ‘Magic Christian Music’.

Este empujón motivó a Ham y al bajista, Tom Evans, a componer muchos éxitos, entre ellos, la balada que se ha convertido en un clásico romántico: ‘Without You’, tema incluido en el segundo álbum de Badfinger, ‘No Dice’, editado a finales de 1970.

Sin embargo, el tema estrella de ese disco fue ‘No Matter What’, una juguetona canción compuesta por Ham, que también es un clásico del denominado ‘power pop’. La canción alcanzó los primeros sitiales y eclipsó a ‘Without You’.
 

Llegó Nilsson 
Hay un actor interesante en esta historia. Se trata del cantante estadounidense Harry Nilsson, rival de Bob Dylan. A finales de 1971, Nilsson se encontraba en la casa de Mama Cass, en el Laurel Canyon de Hollywood. Unos cuantos amigos, entre ellos Graham Nash, jugaban al póker y bebían con música de fondo. Y una de las canciones fue ‘Without You’. 

Nilsson se enamoró de la canción en la primera escuchada. Es más, como vio que firmaba Apple Records, pensó que pertenecía a McCartney, Harrison o Lennon. 

El caso es que decidió grabar la misma canción en los estudios Trident de Londres, junto con el productor Richard Perry y los músicos Gary Wright y Paul Buckmaster. La canción se volvió un clásico y todos pensaban que pertenecía a Nilsson. ¿Se olvidaron de Ham, Evans, Badfinger e, incluso, de Apple Records? 

Pete Ham y Tom Evans disfrutaron de días de modesta gloria en 1973, cuando recibieron el prestigioso premio Ivor Novello como compositores de la mejor canción. Pero su reconocimiento se limitó al interior de la industria. Fuera, nadie sabía que el éxito de Nilsson fue escrito por Badfinger.

GENIO. Pete Ham era un gran compositor. Tuvieron que pasar los años para que el mundo sepa de su arte.

Apareció el diablo 
The Beatles abandonó a su suerte a Apple Records y, con esto, a Badfinger, que después de 1972 sacó pocos éxitos, como ‘Baby Blue’, canción que en 2013 se volvió a escuchar a lo grande por ser parte de la escena final de la serie ‘Breaking Bad’. 

Este abandono fue bueno para un oscuro personaje. Nos referimos a Stan Polley (Nueva York, EE.UU., 1922-2009), quien operaba en Londres y Nueva York. 

Polley sacó provecho de unos chicos de 20 años que sabían crear música, pero no tenían ni idea del negocio. Se hizo manager de Badfinger, que abandonó Apple Records después de una crisis de creatividad y de representación (Harrison se hizo cargo de ellos y sacaron ‘Name of the Game’ y ‘Day After Day’). 

Mientras ‘Without You’ era un éxito, Polley era investigado por la Corte Suprema de Nueva York. Se le acusaba de limpiar dinero para la mafia.

‘Name of the Game’ no funcionó y Polley sacó provecho, pues llevaba absolutamente todos los negocios de Badfinger, incluidos los derechos editoriales y de autor. Se sabe que cobró a Nilsson 3 millones de dólares por los derechos de ‘Without You’, pero de eso Badfinger no obtuvo nada.

En 1972 hicieron una gira para ver sus bolsillos llenos, pero Polley les decía que estaban endeudados y apenas les daba migajas. Esto creó sospechas en los miembros del grupo, lo que les dividió, pues Ham confiaba ciegamente en Polley.

Nilsson se volvió multimillonario gracias a ‘Without You’, al igual que Polley, mientras los miembros de Badfinger estaban al borde de la mendicidad. 

El 23 de abril de 1974, los miembros de Badfinger se reunieron y le demostraron a Ham que Polley les estafaba. Con las evidencias y una borrachera, Pete Ham se fue a su casa. Estaba presionado por las cuentas y por la responsabilidad del bebé que venía en camino. 

La depresión le ganó y se ahorcó en el garaje de su casa. Su esposa lo encontró con una nota que decía: “No se me permitirá amar y confiar en todo el mundo. Esto es mejor. Pete. PS. Stan Polley es un bastardo sin alma. Lo llevaré conmigo”. 

Así se cerró uno de los capítulos más tristes y oscuros de la industria musical, avergonzada por lo que le pasó a Pete Ham, un músico talentoso como pocos.  
 

FRASES

Eran unos chiquillos y estaban perplejos. Es una vergüenza que cosas como éstas sucedan en el negocio de la música”. Stan Poses  Vicepresidente de Badfinger EnterprisesTienes que contratar a un abogado y tienes que leer todos esos contratos. Nosotros no leímos un contrato en nuestra vida”. Joey Molland Miembro superviviente de Badfinger

COLUMNISTAS