Secciones   /   Farándula

‘La Cosa del Pantano’, entre lo terrorífico y lo poético

ABR, 27, 2019 |

CÓMIC. Alec Holland se convierte en ‘La Cosa del Pantano’, o la ‘Cosa’ piensa que es el científico. Dibujo de Alex Ross.

DAVID ALMEIDA GARCÍA

Dos de los guionistas más grandes del cómic, Alan Moore y Neil Gaiman, se sintieron atraídos por el personaje ficticio Alec Holland, el hombre que se convirtió en ‘La Cosa del Pantano’ (Swamp Thing). Es más, estuvieron a cargo de las etapas más impactantes de este título que nació en 1971 y que fue creado por Len Wein y Berni Wrightson. 

Y ahora que DC ha publicado el primer ‘teaser’ de la serie que se verá por ‘streaming’ a mediados de año, ‘La Cosa del Pantano’ gana más relevancia, pues se trata de un personaje fascinante cuyas aventuras navegan entre lo terrorífico y lo poético. 

Es que las series en las que ‘La Cosa del Pantano’ es el protagonista, son conceptualmente magníficas, profundas y dramáticas. Aquí apenas tocaremos la ‘epidermis’ de este cómic, pues nuestra recomendación siempre será que lean las historietas, que se deleiten con cada viñeta llenas de narraciones inolvidables y personajes muy profundos. 
 

Surgimiento

La primera publicación fue en 1971 en ‘House of Secrets’. Aquella primera historia estaba ambientada en los inicios del Siglo XX en los pantanos de Louisiana, EE.UU. Se trató de un cuento corto, donde el protagonista fue el científico Alex Olsen, asesinado en una explosión por su colega, Damien Ridge, quien planeaba casarse luego con la esposa de Olsen, Linda. 

El Dato
La serie es parte del Universo Extendido de DC para televisión, en las que están ‘Titanes’, ‘Gótica’, ‘Arrow’, ‘Flash’…

Fue un éxito y al año siguiente los autores contaron con todo el apoyo para crear una serie regular, pero Wein y Wrightson declinaron la oferta, pues decidieron crear una nueva historia ambientada en la actualidad y cuyo protagonista era Alec Holland, quien investigaba una fórmula biorrestaurativa basada en plantas.



Pero Holland murió víctima de sabotaje industrial en un pantano de Louisiana. Contaminado por su propia creación, surgió de las llamas solo para encontrar la muerte carbonizado y asimilado por el ecosistema del lugar. 

Pero algo alteró este final que, en realidad, es solo el principio de la historia: la fórmula en la que el investigador trabajaba afectó a las plantas que descomponían su inerte materia orgánica, provocando que estos vegetales se organizasen como un ente con conciencia propia que creyó, en un primer momento, ser el propio Holland. Su drama fue averiguar que, aún con sus recuerdos, nunca llegó a serlo.

Una vez tomado conciencia de su condición, la así llamada ‘Cosa del Pantano’ vivirá muchas situaciones mientras lucha por aceptarse a sí misma y trata de corresponder al amor que Abigail Cable siente por él. Estas aventuras, que incluyen pugnas ecologistas, viajes interespaciales, visitas al Infierno o combates con las fuerzas oscuras suponen en realidad una travesía de autodescubrimiento que llevará a ese mismo ser a averiguar de qué es capaz, qué conexión posee con la naturaleza, quiénes fueron sus antecesores e, incluso, conocer el propósito de su existencia.

Dos grandes en las plumas

Moore y Gaiman estuvieron detrás de las historias, pero el primero tuvo más importancia.

Es que antes de Moore estaba Martin Pasko, quien tomó la posta después de que en 1982 el cineasta Wes Craven (el padre de Freddy Krueger) estrenó la película, que no gustó a la crítica.


El Dato
La anunciada serie ha tenido algunos contratiempos en su postproducción, pues en un inicio iban a ser 13 capítulos y finalmente serán 10. 
En fin, DC Comics encomendó  ‘La Cosa del Pantano’ a Pasko, quien optó por devolver al personaje parte de su esencia original, eliminando muchos de los puntos que los guionistas David Michelinie y Gerry Conway hicieron desde 1973. 


Pero Pasko también cayó en un bache y en 1987 dejó todo a Moore, quien con toda libertad inició la mejor etapa del monstruo. Redefinió al personaje y sus orígenes. Una de esas historias se tituló ‘La lección de anatomía’, en la que los asesinos de Holland le encargan a Jason Woodrue, ‘El Hombre Florónico’, que le haga una autopsia a la criatura. 

Woodrue descubre que los órganos de Holland son inútiles y está desconcertado. Leyendo sobre un experimento con gusanos en el que se les había dado de comer restos de otro que podía cruzar un laberinto y se habían hecho más inteligentes, se da cuenta de todo: las plantas que descompusieron el cadáver fueron alteradas por la fórmula en la que el científico estaba empapado y adquirieron su inteligencia. Por lo tanto, la planta jamás fue Alec Holland, pero cree que lo es. 

En ‘Ritos de primavera’, Abby y ‘La Cosa del Pantano’ se confiesan que están mutuamente enamorados. En ‘La historia de cara nuclear’, Moore da un sentido muy ecologista al protagonista. 

Pero Moore tenía más y para fines de los 80’ lanzó la saga ‘American Gothic’, en la que aparece un nuevo personaje, John Constantine, quien necesita al monstruo para evitar que las fuerzas de la oscuridad se adueñen de la Tierra.
En esta extensa serie pasa de todo, pues ‘La Cosa…’ viaja por todo el país, se va a otros mundos, entra en el Infierno, va a otro planeta… y finalmente descubre que es un ‘Elemental’, o sea un ser superior y muy antiguo. 

Después, en 1989, fue el turno de Neil Gaiman, quien no estuvo tanto tiempo a cargo y su época no fue tan exitosa como la de Moore, pero este escritor también imprimió su talento y desde las portadas marcó su estilo, gracias a colaboradores de la talla de Richard Piers Rayner y Mike Hoffman.

Gaiman escribió dos series (‘La Cosa del Pantano’ y ‘Días de medianoche’) en las que personajes secundarios tienen gran trascendencia, como Abby Cable, Jason Woodrue y el mismísimo Batman. Hay giros argumentales de antología, diálogos infartantes y situaciones inolvidables.

En fin, ‘La Cosa del Pantano’ no es un simple cómic. Sus historias de terror y lirismo son extremadamente buenas. 


Apariciones en la pantalla

‘La Cosa del Pantano’ extendió su presencia a otros medios, como el cine. En 1982, el director Wes Craven estrenó la cinta homónima con Dick Durock como protagonista.

En 1989 se estrenó la que sería la secuela, ‘El regreso de la Cosa del Pantano’, con un presupuesto mucho menor que su antecesora. 

También llegó a la televisión con una serie que se transmitió entre 1990 y 1993. Fue producida por Universal Studios, en las instalaciones de Florida.
También están las series animadas de Warner Bros.