Abajo y a la derecha

JUN, 25, 2019 | 03:00 - Por La Hora Diario

Pablo Vivanco Ordóñez

Ya nos vamos mal acostumbrado. Silencios viscosos circundan el cuadrilátero rojo del poder político en Ecuador. Renqueando caminan sin saber cómo usar las armas que les dieron: van atinando mal. Piensan que el perro grande va a repartir completa su bandeja de alimento.

Veamos más allacito. En una cafetería conversan apacibles aunque no desinteresados, dos sujetos, el uno intentando siempre convertirse en líder nacional, y el otro, siendo la mano invisible que hace el teje y maneje del gobierno actual. El primero, Guillermo Lasso y el segundo Gustavo Larrea. Usted se preguntará qué de raro existe en que tomen café los señores en mención, si todos podemos conversar con todos, donde queramos y donde nos guste, ¿no es así?.

Se desgaja de ese árbol de malas hojas, una respuesta ya dicha. Si dos fuerzas políticas que son ideológicamente incompatibles, y distantes de sus intereses inmediatos con el país, distantes también de las formas y métodos de enfrentar la realidad nacional, no se reúnen para compartir visiones políticas en nombre de los más desposeídos, sino que sus intereses deben merodear un 2021 de elecciones presidenciales, por ejemplo, o el nombramiento de algún ministro clave para los sectores económicamente privilegiados.

Mientras los señores toman cafecito haciendo cualquier negociación, nosotros no podemos mirar las cifras –otrora públicas, sin censura, completas- porque eliminaron el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), ni podemos vislumbrar los planes de desarrollo del país porque también eliminaron el SENPLADES, órgano clave en la organización, planificación, ejecución, evaluación, de proyectos públicos nacionales.

Como decía al inicio, parece que atinaron mal. Pero como las perspectivas cambian, para sus objetivos reman bien. Saben que las estadísticas son fundamentales en un ejercicio de gobierno, entonces, las llevan a Carondelet; y saben que la planificación publica puede resultar espinosa, entonces la ocultan. Ellos: rictus displicentes. (O)

pablojvivanco@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Las compañías soluciones de emprendimiento 

03:00 | | Ulfer Alejandro Trelles O. Cuando nuestro anhelo es emprender y formar un negocio, el cual nos brinde una comodidad económica y poder obtener rentabilidades suficientes que nos genere recursos en nuestro diario vivir para nuestra propia

¿Qué me depara el horóscopo?

03:00 | | Carlos E. Correa J. ¿Será verdad que los astros o las estrellas influyen en las personas? ¿Y en qué medida y de qué manera pueden influir? ¿Podemos escaparnos de su influencia? ¿Cómo pued

Hay que hablar claro y pronto

00:15 | | El Gobierno enviará a la Asamblea Nacional, en el más corto plazo, el proyecto de una nueva reforma tributaria.

Otra vez la misma historia

00:10 | | En 1895 un pequeño grupo cambió de manera radical al estado ecuatoriano, lo hizo con ayuda militar y monetaria extranjera.

Productos periodísticos

00:05 | | En la Facultad de Comunicación (Facso) de la Universidad Central del Ecuador, se realizaron las “Jornadas de Comunicación: Visiones críticas a la posverdad”.