Pérdidas económicas por el paro no son recuperables, así opinan las cámaras de la producción

DIC, 10, 2019 | 03:00

Datos. Juan Carlos Valdivieso Burneo. presidente de las Cámaras de la Producción de Loja analiza el panorama económico.

Dirigente revela que la situación es difícil, lo cual se complica con los feriados.

Las secuelas que deja los 11 días del paro nacional que se registró en octubre pasado se van sintiendo con el tiempo. Así lo afirma el presidente de las Cámaras de la Producción de Loja, Juan Carlos Valdivieso Burneo, quien agrega que se agrava el tema con los feriados.

Explica que no se puede solucionar las pérdidas que obtuvieron de la noche a la mañana; pues afirma que al tener clientes en varios lugares del país y al dejarlos de abastecer durante once días, “no se van a quedar con los brazos cruzados y buscan otro proveedor; es tremendo porque termina reduciéndose incluso hasta su cartera de clientes y el nivel de producción disminuye”, resalta.

Es difícil recuperar los clientes con el volumen de compras y ventas que venían trabajando. “Esto es lo que no ven quienes están sentados en el escritorio en el sector público y que creen que no pasa nada, e igual quienes promueven estas paralizaciones”, recrimina.

Cálculos

Juan Carlos Valdivieso afirma que al final las pérdidas van a parar al consumidor y agrega que en el caso de Loja el quebranto económico es muy representativo, pues calculan que se perdieron 30 millones de dólares en los 11 días.

Argumenta que, aunque haya paralización de actividades al personal tenía que seguirle pagando y para las empresas eso es pérdida económica; pues no generaron productos porque no podrían distribuirlos.

Como referencia menciona que la paralización del taxismo les significó perder aproximadamente un millón de dólares; adicional se debe sumar lo que perdieron los transportistas de carga pesada, de pasajeros y más.

Quienes ofrecen productores perecederos, es decir que caducan, fueron los que más sintieron, ya que tuvieron menos días para venderlos y en muchos casos los retiraron de las perchas y van al basurero. Deja en claro, que Loja tiene la competencia de los productos que vienen de Perú a precios más baratos, lo que hace más daño.

Valdivieso hace otra leve comparativa, en cuanto a la situación de emprender, el metro cúbico de agua potable para el sector industrial en Loja es de 4.56 dólares; mientras que la ciudad más cara, sin tomar en cuenta a Loja, es Guayaquil y cancelan 2.52 dólares. Por lo que cuestiona, cómo ser competitivos; y alega que traen la materia prima desde Guayaquil, la transforman en Loja y la retornan, en total recorren 800 kilómetros. Deben ser bastante eficientes para competir con las industrias.

Al final dice que las cosas son más difíciles de hacer en Loja, pero que no es imposible; pero lo que se necesita es que los lojanos también apoyemos a nuestras empresas.

En una provincia como Loja, con una participación en el Producto Interno Bruto (PIB) que no llega a los 2 mil millones anuales, esos 11 días de paralización hicieron muchísimo daño”

Juan Carlos Valdivieso Burneo

productor lojano