Secciones   /   Policial

Un ciudadano es hallado sin vida y se presume que murió por una intoxicación alcohólica

FEB, 19, 2020 | 03:00

Defunción. En una ambulancia del Servicio de Medicina Legal y Ciencias Forense se llevó el cadáver para realizarle la autopsia.

Los familiares y vecinos de Raúl Y. M., de 68 años, no lo volvieron a ver desde el jueves anterior y, ayer, el olor nauseabundo que emanaba del cuarto en donde él vivía, en una casa rentera, lleva a descubrir que estaba muerto.

La mala noticia afectó a los inquilinos de esa vivienda, ubicada en la calle Olmedo entre las calles Miguel Riofrío y Azuay, al sur de la localidad. Raúl quien se habría dedicado a la bebida falleció, se presume, debido a una intoxicación alcohólica.

Al lugar llegó la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) para cerciorarse de que la muerte del ciudadano no haya sido violenta y por eso inspeccionaron el cuarto en donde vivía.

El deceso obedecería a una intoxicación alcohólica. El cadáver estaba descomponiéndose. A la vivienda llegó Pablo Jaramillo Luzuriaga, fiscal de turno de la semana, para verificar el lugar y luego ordenó el levantamiento del cadáver.

TOME NOTA

El ciudadano vivía solo, pero al lugar llegaron una hija de él; y, también, una hermana.