Los padres de familia, maestros de sus hijos en esta cuarentena

ABR, 06, 2020 | 03:00

Labor. Los padres de familia ayudan con los trabajos a sus hijos.

En algunos casos se quejan por exceso de trabajos. Métodos difieren en los maestros.

Una estudiante de noveno año de Educación General Básica de una institución pública cuenta que desde la semana que suspendieron las clases han recibido las tareas a través de WatsApp ya que tienen un grupo entre todos los maestros y los estudiantes.

“Al principio nos enviaron bastantes tareas, pero ahora ya bajaron”, afirma y dice que lo que más le demoró son los ejercicios de matemática y tuvo que acudir a la ayuda de su tía, que es docente jubilada. Para la semana siguiente prevén darles clases virtuales a quienes tienen acceso a computadoras e Internet.

Un padre de familia de dos estudiantes, afirma que sí les han enviado varios trabajos y que algunos de estos no pueden hacer sus hijos, por lo que necesariamente les deben ayudar y explicarles. “Hay maestros que no están bien familiarizados con la tecnología por lo que no hay alternativas de enseñanza”, sostiene.

Clases virtuales

Danny Torres Motoche, quien es maestro en la Unidad Educativa Particular, Eugenio Espejo, revela que trabajan con clases virtuales y por horario; incluso están grabando para los estudiantes que no se puedan conectar en esos momentos.

“En mi caso envío una tarea todos los lunes y aún no estamos pidiendo que nos estreguen los trabajos; los recibiremos cuando se normalice la situación”, explica y dice que ofrecen las clases virtuales gracias a que la institución tiene un dominio de Gmail para asuntos académicos, donde hay herramientas como el Classroom que es donde se publican los contenidos de las materias y Meet que es la App por la cual se dan las clases virtuales.

Disposición

La coordinadora de Educación, Magda Salazar, cuenta que enviaron disposiciones que bajen la intensidad de las tareas, “estamos atendiendo, incluso casos particulares en instituciones educativas que no comprenden que es una suspensión de clases y que no pueden enviar deberes que les tomen a los alumnos más de dos horas en realizarlas”, puntualiza.

En tal razón hizo un llamado a los rectores y directores de las instituciones para que les ayuden controlando y no se sobrecargue de trabajos, ya que muchos de los padres de familia también están laborando desde sus hogares.

Los padres de familia deben hacer los acompañamientos, pero no debe asumir el rol del maestro”

Magda Salazar

Coordinadora de la Zona 7 Educación