Fortalecen cuencas hídricas en Palanda y Chinchipe

SEP, 23, 2020 | 03:00

TRABAJO. En los viveros se repotencian lugares para las plantas.

ZAMORA. El Gobierno Provincial de Zamora Chinchipe reactiva el vivero agroforestal de la parroquia La Chonta; se producirán plantas frutales, forestales, medicinales y orquidiarios que serán entregadas de manera gratuita a los productores.

El proyecto es posible con la Dirección de Gestión Ambiental y en convenio con el Gobierno Autónomo Descentralizado de la parroquial de La Chonta, e inscrito en el programa de fortalecimiento a los territorios de producción limpia y en colaboración al plan manejo de cuencas hidrográficas,

Trabajo técnico

Hermel Celi, técnico de la Prefectura, comentó que tienen como meta producir 10.000 plantas al año. La Chonta es una parroquia muy productiva, en ello se cultiva cacao, café y plantas forestales y para ello es fundamental la conservación de fuentes hidrográficas. Por la escasez de agua en la parroquia El Chorro se replicará el mismo trabajo para conservar las fuentes hídricas.

De este vivero agroforestal se beneficiarán unas 300 personas. El técnico indicó que se firmaron convenios entre las cinco parroquias del cantón Chinchipe (El Chorro, La Chonta, Pucapamba, San Andrés y Chito), también en el cantón Palanda con Valladolid y San Francisco del Vergel.

La importancia de los Territorios de Producción Limpia (TPL) es propiciar el valor agregado y de manera orgánica, para conservar el recurso forestal y las cuencas hidrográficas a través de la reactivación de los viveros agroforestales, destacó Hermel Celi.

Importancia

Stalin Romero, presidente del Gobierno Parroquial de La Chonta, agradeció a la Prefectura que se ha empoderado en estos temas y firmado los convenios necesarios para que, a través de este vivero, se haga realidad y fortalecer la conservación de las fuentes hídricas.

La construcción permitirá dotar un sistema diferente, no topará el suelo, será de estructura metálica y hormigón armado. En seis meses entrará en funcionamiento con todo el procedimiento técnico y como requisito para ser acreedor a estas plantas es habitar en la parroquia.

Se recuperan las plantas frutales, forestales, medicinales y orquidiarios que con el pasar de los años y en las circunstancias actuales se pierden. “La meta como Gobierno Parroquial es obtener 8.000 plantas productivas y en la parte baja unas 10.000 plantas de reforestación y medicinal”, finalizó

LA CIFRA

8.000 plantas productivas y otras 10.000 plantas de reforestación y medicinal, es el propósito.