Noticias   /   Mundo

El Covid-19 se ensaña con las grandes ciudades europeas

OCT, 16, 2020 |

Desborde. Panorámica de Praga, en la República Checa. Las ciudades europeas debaten medidas para no volver al confinamiento total.

La escala de nuevos contagios ha obligado a tomar medidas casi extremas, nuevamente.

La segunda ola de la pandemia de coronavirus está afectando, principalmente en Europa, a los grandes centros urbanos.

Ante esto, las autoridades están recurriendo, sobre todo, a la limitación de la vida social y de la actividad nocturna para frenar su expansión.

Este es el panorama en algunas de las mayores ciudades del continente.
 

París sin bares ni cafés

A principios de esta semana, Paris se convirtió en una ciudad sin bares ni cafés abiertos. El sábado, incluso, ya había ocho ciudades francesas en la misma situación.

Los restaurantes permiten un máximo de seis personas por mesa, al menos un metro entre los grupos y obligatoriedad de anotar nombre y teléfono de los clientes para alertarlos en caso de contagio.

En este país se registran 250 positivos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes.

Madrid aislado

El viernes se informaba que Madrid había registrado 2.256 casos en 24 horas, unas cifras que sitúan a esta ciudad como una de las capitales europeas más afectadas.

Por ese motivo, el Gobierno de España decidió imponer, por 15 días, el estado de alarma en la ciudad y en otros ocho municipios de la región. Eso supuso que los habitantes de la capital española se queden confinados, sin poder elegir otro destino que su propia ciudad para pasar un fin de semana largo, ya que el lunes fue el festivo del 12 de octubre, una de las fechas con mayor tránsito de viajeros hacia los lugares de costa o segundas residencias.

Alemania prepara batalla

En Alemania, Berlín y en particular sus barrios más céntricos son de las zonas más afectadas y han sido los primeros en aplicar medidas de restricción, nuevamente.

La capital alemana entró el sábado en una fase inédita en esta pandemia con el cierre de facto de la vida nocturna en toda la capital: bares y restaurantes no pueden abrir entre las 23:00 y las 06:00. 

Moscú refuerza el teletrabajo

En Rusia, Moscú, donde se han cerrado las escuelas y los enfermos crónicos y mayores de 65 años han sido confinados, sigue siendo el epicentro de la pandemia con 4.501 casos y 35 muertos en 24 horas, sobre los 13.634 contagios y 149 decesos detectados en todo el país.

Durante esta semana, en la capital rusa se ha registrado un incremento del 46% de casos comparado con la anterior y un 12% más de hospitalizaciones, lo que ha obligado a habilitar varios hospitales de reserva.

Praga suma más contagios que toda Austria

En la República Checa, las autoridades sanitarias informaron que el nivel de infecciones de coronavirus dio un enorme salto en 24 horas, el fin de semana, con más de 8.600 casos confirmados, con lo que es proporcionalmente el país europeo más golpeado por la pandemia.

En la capital, Praga, el número de contagios alcanzó los 1.386 casos, más que en el conjunto de la vecina Austria, donde se anunciaron 1.235 contagios en un día.

Según los cálculos de Radio Praga, el nivel de contagios en la República Checa es actualmente 14 veces superior al de su principal vecino, Alemania, por lo que a partir del lunes entraron en vigor una serie de nuevas restricciones, como el cierre de piscinas públicas.

Ley seca en Edimburgo y Bruselas

La capital de Bélgica y su región son también el epicentro de la actual explosión de casos de coronavirus en ese país.

Desde el 08 de octubre, Bruselas cerró bares, cafés y salones de fiesta por un mes. Los restaurantes podrán seguir abiertos, pero los eventos deportivos de aficionados deberán celebrarse sin público y los lugares de culto podrán acoger a un máximo de 100 personas.

Bruselas se sitúa en el podio de las capitales europeas más afectadas, entre Madrid y París, según declaró esta semana uno de los portavoces del equipo interfederal belga contra el coronavirus, Yves Van Laethem.