Economía y crisis sanitaria, dos sectores que se deben atender

ENE, 27, 2021 | 03:00

DOCENTE. Abel Suing, comprometido investigador lojano.

Las nuevas ayudas económicas anunciadas por el Gobierno Nacional originan multitud de criterio en la población.

Con la llegada de la pandemia la mayoría de las economías a nivel mundial se vieron fuertemente golpeadas, lo que ocasionó que muchas personas sean separadas de sus puestos de trabajo. Según las estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentadas en septiembre de 2020, a nivel mundial unos 1.000 millones de empleos de tiempo completo se perdieron hasta la fecha del análisis. En el continente americano, esta cifra suma 191 millones de puestos de trabajo de 48 horas semanales, de los cuales 149 millones (un 78%) se habrían perdido en América Latina y el Caribe.

Si bien es cierto, la crítica situación la que estaban y continúan atravesando las empresas y demás entidades oferentes de trabajo, provocó el despido de personas, lo que afecta directamente no solo a la economía de una familia, sino de un país en general. Las consecuencias de este hecho se ven reflejadas en mayores niveles de pobreza y mendicidad.

Frente a este panorama, el gobierno ecuatoriano anunció el pasado 25 de enero, algunas ayudas económicas con la finalidad de brindar un incentivo de 500 dólares a 570 mil hogares que perdieron su empleo a raíz de la pandemia, así mismo, 480 mil familias de bajos recursos serán acreedoras de 120 dólares cada una.

Con esta perspectiva, dialogamos con Abel Suing, economista de formación y docente investigador de la Universidad Técnica Particular de Loja. El profesional menciona que en la actualidad estamos en un momento de transición importante por motivo de la pandemia del covid-19, la misma que originó una crisis desde el sistema de salud que ha afectado radicalmente al tema de la economía. Así mismo, los estragos del coronavirus son notables en el campo de la producción, emprendimiento y consumo.

¿Cómo ve la situación económica en Ecuador?

Ecuador ya traía dificultades económicas antes de la pandemia. Las medidas de bioseguridad implementadas, en conjunto con las restricciones de movilización vehicular, provocaron una contracción económica, lo cual originó nuevas deudas que pagar.

Estamos en un momento de transición, donde los principales indicadores de la economía que son producción, empleo y precios, están afectados.

¿Por qué se origina la crisis en nuestro país?

La deuda externa se ha incrementado, por otro lado, está la caída del precio del petróleo, una situación que no le permitió al Estado ecuatoriano disponer con un presupuesto. Este panorama ocasionó ajustes económicos que en el sector público y privado significaron reducción de personal.

La baja demanda internacional con respecto a la producción del Ecuador se vio afectada, ya que no se registraron los mismos niveles de bonanza que en años anteriores.

Es importante lograr la armonía tanto política como económica, para que los años venideros sean de recuperación tras las nefastas consecuencias originadas por el coronavirus. Si bien es cierto, los próximos años serán difíciles para el país, sin embargo, se espera llegar a un estado de recuperación.

¿Considera que las nuevas ayudas económicas que anunció el gobierno son convenientes?

Una de las primicias de los gobiernos es lograr mejores oportunidades a través de los servicios públicos y por medio del sector privado.

En un contexto difícil donde no hay empleo, el tema de los subsidios es una medida interesante, ya que permite que las personas que menos tienen puedan acceder a realizar compras. Desde este punto de vista son necesarios los subsidios, ya que se pueden otorgar los bonos de pobreza, aquellos que se entrega cuando ocurren catástrofes naturales, etc.

Frente a la entrega del bono por parte del gobierno, es importante que exista un control para que el tema no se convierta en populismo o en una vía de demagogia. Técnicamente esta es una medida conveniente, sin embargo, políticamente se deberían establecer los controles para que los aportes económicos realmente lleguen a las manos de las personas que requieran la ayuda.

¿Cree pertinente que este dinero en ayudas económicas se hubiese destinado a la adquisición de vacunas?

Si bien es cierto, el brindar ayuda económica a las personas que lo necesiten y el realizar las gestiones para obtener la vacuna, son dos temas muy importantes. Necesitamos que exista vacunación para aquellos segmentos de personas que están en una situación de riesgo y para aquellas que se encuentran en un contexto productivo.

Habría que tratar de atender a las dos necesidades por medio de equilibrios adecuados. Este tema consiste principalmente en el control, transparencia y en la ética. Por tal motivo, es importante que el Estado ecuatoriano realice una mejor gestión con la finalidad de obtener las vacunas, tal como lo ha hecho Argentina, Colombia, Perú, entre otros países.  

¿Considera que estos bonos a entregarse constituyen a una sociedad conformista?

Es importante mencionar que, los incentivos económicos mal enfocados originan un efecto contradictorio, lo que puede llevar a la dependencia, cuota política o especulación, por tal motivo, las ayudas económicas deberían ser otorgadas con la finalidad de mejorar la condición de vida de las personas.

A largo plazo no es conveniente ofrecer este tipo de contribuciones, ya que generan dependencia y motivan la conformación de una sociedad mendiga, es decir, vivir de la caridad. Los subsidios deberían estar enfocados en ayudar a las personas a desarrollar la capacidad laboral para que luego ya no los necesiten, y de esta forma, crear una sociedad independiente, comprometida y emprendedora.

¿Cuál cree que es la mejor opción para enfrentar la pobreza del país?

Hay recomendaciones técnicas, es decir, cumplir con las normas, códigos monetarios, etc. No se necesitan más leyes sino cumplir con las que tenemos.

Es importante contar con una participación ciudadana activa. Tenemos una Ley de Participación Ciudadana y Control Social que no estamos cumpliendo. Es fundamental que las asociaciones que existan se comprometan más con su trabajo. De igual forma, el tema de la producción necesita ser más apoyado por medio de las facilidades económicas que garanticen estabilidad laboral y calidad de producción.

¿En un futuro, podría Ecuador llegar a estar imposibilitado de acceder a algún tipo de crédito internacional?

Ecuador ha hecho un proceso de negociación interesante. Existe este riesgo siempre y cuando no se cumplan con los compromisos establecidos al momento de firmar el crédito, es decir, si no se cancelan las cuotas, caso contrario, sí habría la posibilidad de realizar nuevas negociaciones.

Ecuador posee una gran capacidad natural para el comercio internacional, motivo por el que esta situación del no acceso a crédito es casi imposible que ocurra al menos en el mediano plazo. Si bien es cierto, esto depende de la calidad de Gobierno y de los diálogos que se establezca. Al país le van a seguir prestando dinero, siempre y cuando se cumplan con los compromisos acordados.

¿Tiene Ecuador esperanzas en recuperar y fortalecer su sistema económico?

Sí la tiene, sin embargo, es importante planificar de mejor forma las cosas, ya que por medio de la corrupción se han fugado cantidades significativas de dinero al igual que con los sobornos.

Es importante que, como ciudadanos seamos más honestos y participativos frente a los temas políticos y en la toma de decisiones. Esta es una cuestión de valores humanos que permite dinamizar la economía.

TOME NOTA

El brindar ayudas económicas y el obtener la vacuna contra la covid-19, son dos planteamientos del gobierno nacional.

EL DATO

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) indica que a nivel mundial se han perdido unos 1.000 millones de empleos hasta septiembre 2020.