Arriendos en Loja sigue siendo un obstáculo para los comerciantes

ENE, 28, 2021 | 03:00

Situación: Arriendos altos tanto para comerciantes como para vivienda.

No existe una ley que controle y regularice los costos. Comerciantes trabajan a pérdida, no tienen ganancia en la pandemia.

A parte de las ventas bajas, por la difícil situación económica que atraviesan las familias en el país por la pandemia del coronavirus, los comerciantes también tienen que lidiar con los altos costos de los arriendos. En el casco urbano, un alquiler de forma mensual sobrepasa los 2.000 dólares, recursos no tan fáciles de conseguirlos.

Un local grande para un micromercado, venta de artefactos, está valorado entre 3.000 y 4.000 dólares; los más pequeños para mininegocios de calzado, ropa, entre otras, en cambio en monto de 2.000 y 3.000 mil dólares, y los pequeños para cabinas telefónicas, joyerías, heladerías, panadería, entre 500 y 1.500 dólares, esto en la parte céntrica. En cambio, en las afueras oscilan entre 300 y 800 dólares, según la ubicación, espacio y área comercial. Igual ocurre con los arriendos para vivienda, los cuartos van desde los 60 dólares; departamentos, 150 dólares; y, las casas sobrepasan los 400 dólares mensuales. 

Yolanda Abrigo, comerciante de lácteos, manifestó que la situación en Loja es dura, su negocio lo instaló en mayo durante la temporada de la cuarentena, debido a que no había de donde obtener los recursos para sobrevivir junto a su familia. El costo de este local, por temporada de la emergencia sanitaria bajó un poco, pero igual sigue siendo caro, más aún cuando las ventas son súper bajas, producto de la crisis económica.

Según la ciudadana, es la primera vez que emprende, antes residía en España y con los ahorros decidió montar un negocio, creyendo que le iría bien, pero las ventas bajas hacen que no salga mucho, incluso en ocasiones los recursos producto de las ventas únicamente tiene que pasarle a la dueña del local, por concepto del arriendo.  Mensualmente cancela 315 dólares, “por un local súper pequeño que no tiene mayor espacio para colocar la mercadería. A inicios de este 2021 no ha habido un alza, pero para mayo según fui notificada ya debemos cancelar otro valor, considerando que la situación de a poco va mejorando, cuando en la realidad no es así”, dijo.

Al menos en Loja, el negocio no es rentable, debido a que no hay control, aquí prima la oferta y demanda. “Yo sí pido a las autoridades que creen normativas enfocadas a vigilar y sobre todo cuidar los intereses de los comerciantes y no de los arrendatarios. Recientemente fui multada, las autoridades tampoco entienden que estamos en emergencia, lo único que quieren es que paguemos los impuestos y nada más”.

Diseño

Darío Loja, concejal de la ciudad, manifestó que ante esta problemática en la urbe está trabajándose en un proyecto, encaminado a controlar y regular el tema de los arriendos. “No es posible que en la actualidad los costos excedan los 3.000 y 4.000 dólares y nadie diga nada, más bien prima la oferta y la demanda”, dijo.

Es hora que los GADs municipales puedan tener la competencia para regular de manera objetiva y fundamentada. “Tenemos la propuesta, únicamente estamos detenidos porque en la práctica objetivamente no existe el mecanismo adecuado para establecer un monto máximo del canon de arrendamiento. Lo que planteamos es que el valor a cancelar esté en función de una fórmula y de acorde al valor comercial del inmueble”, agregó.

A decir del concejal, esta es una necesidad latente, antes de la pandemia había preocupación, no se diga ahora que la situación económica es más difícil para las familias. “Solo por citar ejemplos, existen locales que pagan 15 meses de arriendo al año, cuando únicamente son 12 meses, pero la viveza criolla hace que en septiembre paguen el doble y en diciembre el triple. Pese a que los costos van de 3.000 a 4.000 mil dólares”, reveló. 

EL DATO

Los arriendos en Loja son caros, no hay control, en la mayoría de casos los costos oscilan entre 3.000 y 4.000 dólares.