La Iglesia nos debe…

SEP, 23, 2018 | 00:04 - Por MARIANA VELASCO

Los abusos de la Iglesia Católica, convertidos en crisis, la arrastran a cuestas desde hace décadas y no se trata de desprestigiarla. Por más oraciones y agua bendita, no llega aún la apertura o glasnost que permita despejar todas las dudas sobre los encubrimientos de los abusos sexuales de sacerdotes. Estos son un escándalo mundial, tanto en el número de casos regados en la geografía, como por la permisividad y el tiempo que se dejó transcurrir. ¿Será que Jesús duerme?


La iglesia nos debe una depuración de responsabilidades, investigación de lo ocurrido y prevención contra estos comportamientos delictivos. No bastan  difusas asunciones de culpa y golpes de pecho colectivos, como lo hizo el Vaticano durante las últimas semanas. Se requiere identificar a los culpables y  desenmascarar a quienes por iniciativa propia, o de forma organizada, ayudaron  a encubrir y proteger a los presuntos delincuentes.


Los casos de abusos sexuales contra niños y adolescentes son graves, pero también se debe prestar atención a las agresiones cometidas contra  mayores de edad en situaciones de inferioridad jerárquica, social o psicológica, porque la iglesia y sus líderes conspiraron para ocultar los delitos, sin aceptar que sus ámbitos de actuación no están por encima de la ley.


Campañas como ‘#MeToo’ en redes sociales revelan miles de víctimas de abusos sexuales. Más allá del discurso del Papa, está su voluntad de abordar el legado de abusos y encubrimientos clericales. Hace falta un ‘#MeToo’,  como un acto de contrición público, donde la justicia pueda intervenir, cuando un obispo o sacerdote acose o viole sexualmente a otro ser humano.


Si el Papa reformista quiere conservar su credibilidad, debe responder preguntas sobre lo que sabe sobre los presuntos delitos sexuales de sus colaboradores. Francisco debe actuar  y  ordenar un cambio de forma concreta y pública  para  que los lobos vestidos de pastores reciban el castigo de la ley. Sólo así el rebaño será protegido. Hasta que eso cambie, es demasiado pronto  cerrar el libro sobre el escándalo sexual de la iglesia Católica.


[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Todo el país lo lamenta

00:15 | | No solo las Fuerzas Armadas lamentan la detención de varios soldados involucrados en un caso de presunto tráfico de armas, municiones y explosivos, presumiblemente destinados a la narcoguerrilla responsable de los atentados, secuestros y asesinatos.

¡Qué bien por Ecuador!

00:10 | | Las redes sociales se activaron porque el periodista de TC Televisión Mauricio Ayora, ‘Caterva’, fue suspendido del canal luego de haber hecho una denuncia pública sobre cobros indebidos.

Empezó la campaña

00:05 | | La sutileza refinada en el uso de medios de comunicación es el estilo que marca la campaña política para las nuevas elecciones, pero no la de autoridades seccionales ya próximas, sino las presidenciales del 2021.

GALERIA DE VIDEOS