‘Efecto cocuyo’

FEB, 17, 2019 | 00:02 - Por FABIAN CUEVA

Fabián Cueva Jiménez


El ‘cocuyo’ es un coleóptero que en  la noche despide una brillante luz azulada, solitariamente no alumbra mucho, pero unidos, cientos o miles son capaces de iluminar la noche. Un medio digital tomó el nombre de ‘efecto cocuyo’, para alumbrar en Venezuela la lid para recuperar la democracia.

En educación, la Unidad Democrática del Sector Educación es el gran conjunto de luciérnagas,   su propósito: “Luchar juntos, al lado del pueblo sufrido, para  reconquistar la libertad”. 

Desde esa instancia, en un discurso para el mundo se puntualiza que el prepotente e ignorante presidente ha causado una crisis humanitaria: salud, alimentación, seguridad y educación. Todo conlleva a un resultado, pobreza intelectual en niños y adolescentes. 

Frente a las  distorsionadas y mentirosas declaraciones de Elías Jaua, exministro de Educación, ante la 39 Conferencia General de la Unesco en 2018, tres profesoras,  tomando  investigaciones de 20 movimientos y organizaciones, de 17 referencias creíbles, han organizado un documento que deja al descubierto políticas educativas incoherentes.

Dicen que la realidad es la crisis alimentaria ataca directamente a los estudiantes, en especial a los más vulnerables; la deserción escolar aumenta debido a la pobreza; el salario del educador y su valor profesional se ha desplomado; no se construyen escuelas, en  las que hay, falta electricidad y agua; la diáspora de estudiantes y docentes va en aumento; hay improvisación y anarquía en la aplicación del currículo; las acciones pedagógicas ahora son políticas, tramposas y sectarias; los diversos apoyos son solo para quienes ostentan el “carnet de la patria”; la violencia escolar e inseguridad pública ha aumentado y está presente la persecución y acoso laboral.

Amerita el pedido para que la Asamblea venezolana declare emergencia educativa y que el presidente Guaidó  demande por crímenes de lesa humanidad: se  causa sufrimiento, se atenta contra la salud mental  y física, lo vemos en Ecuador diariamente. El Estatuto de la Corte Penal Internacional es claro. El “efecto cocuyo” aumenta.

fabcueva@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

fcueva@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

A reconstruir el Banco Central

00:15 | | Nadie cuestiona los pasos que se dan para que el Banco Central del Ecuador vuelva a depender del poder Ejecutivo. Menos aún de la voluntad omnímoda de quien, a un tiempo, encabece el gobierno y pretenda establecer un sistema político de un partido único.

Volvió la buena Alcaldía a la capital

00:10 | | El trabajo de bajo perfil, pero contundente, que está haciendo el Alcalde de Quito, es muy loable. A los pocos meses de haber asumido la Alcaldía ha empezado a trabajar con humildad pero, sobre todo.

La cultura

00:05 | | Hace 75 años, el maestro Benjamín Carrión, en su inmenso quehacer cultural, obtuvo de Velasco Ibarra el decreto que creó la Casa de la Cultura Ecuatoriana porque sabía.