Corrupción y candidatos

FEB, 17, 2019 | 00:12 - Por SARA SERRANO ALBUJA

Sara Serrano Albuja

El ‘Kraken’ de la corrupción del anterior régimen y la pasividad del morenismo siguen destruyendo a Argos. Si los candidatos a los gobiernos locales quieren combatir la corrupción, deberían sentarse a dialogar con los ciudadanos y la academia no cooptada, esa que produce pensamiento crítico y deliberante aun habiendo sido desplazada.  La academia puede ser cómplice de la corrupción. ¿Convocaron las universidades con agendas democráticas, deliberativas y horizontales a los colectivos que denunciaron los atracos de Tababela y otros? ¿A qué se redujo el rol del docente universitario, acaso a timbrar, a cumplir con las matrices totalitarias? 

La prevención es mentalidad que se adelanta, es visionaria y propositiva, puede hacer bosquejos sociopolíticos, pone primero y en debate los temas sensibles y evalúa interdisciplinariamente la realidad junto a la ciudadanía en aras del bien común. Ahora, se llama a los candidatos a que digan sus propuestas en los predios universitarios; es loable, pero más efectivo será que la academia recobre urgentemente su autonomía y pluralismo y se abra. 

La Contraloría, que destapó la corrupción del IESS y de otras instituciones, tendría menos calvarios si las universidades y la opinión pública no hubiesen tenido mordazas. La Contraloría y los organismos de control están en deuda con Quito con respecto al Metro y otras megaobras. ¿Se van a seguir destruyendo la arqueología y el patrimonio de Quito mientras se hacen reuniones y aplausos para cooptar votos? 

Patrimonio es cultura, identidad, economía y en Quito es herida y deuda. ¿Qué hicieron las universidades para evitar la debacle? ¿A quién le importa la capilla donde están los restos de Eugenio Espejo? Los gobiernos local y central deben respetar y no cooptar a la academia. 

saraserranoalb2@yahoo.com

COMENTA CON EL AUTOR

saraserranoalb2@yahoo.com

Más Noticias De Opinión

Hambre en América Latina

00:14 | | El número de personas que pasan hambre en Latinoamérica y el Caribe creció en 2018 por tercer año consecutivo hasta afectar a 42.5 millones, según la ONU.

El tiempo es para la vida

00:12 | | Vivimos un menoscabo de derechos y dignidad, como consecuencia de   reiterados errores de un pueblo, al elegir a falsos redentores que venden engañoso bienestar y cuyos súbditos, los defienden hasta el fanatismo. Untados de teflón, flotan en el océano de la democracia.

El final del verde

00:10 | | El correísmo fue una mafia organizada para robar y enriquecer a su cúpula, encabezada por el “depredador” Correa.

Ajedrez de ratas

00:08 | | La cultura política ecuatoriana requiere renovar algunas categorías antes de las elecciones presidenciales de 2021.

Nueva generación decapitada

00:06 | | Vivimos tiempos en que lo pragmático se ha impuesto a lo trascendente.

Quito SOS, territorio y empleo

00:04 | | “La ciudad dejó el punto de partida de la Plaza Grande; se salió de madre y se ha ido,” dice así el poema Ciudad en vilo de Filoteo Samaniego.

¿Cómo votamos?

00:02 | | Cuando escucho a los analistas que la población ecuatoriana vota por ideología parecería que la referencia es un sueño, porque la realidad demuestra todo lo contrario.