Personas aprovechan las riadas como oportunidad de supervivencia

MAR, 19, 2019 |

Babahoyo es el cantón de la provincia de Los Ríos que ha resultado más afectado por la estación lluviosa. El problema más grave se concentra en la vía Babahoyo – Jujan. Donde las riadas se han vuelto en un verdadero peligro para los conductores.

El nivel del agua en aproximadamente 60 y 70 centímetros en algunos tramos, se mantiene desde hace varios días. Los conductores lamentan los daños que sufren sus vehículos al tener que atravesar el tramo a la altura de Ecuavegetal.

“El carro se me apagó cuando estaba en medio del agua. Me iba a regresar a Tres Postes, pero debía de cerrar un negocio hoy en Babahoyo”, dijo Ricardo Mercado, agregando que los carros modernos son los más perjudicados, pues resultan con los sensores quemados.

Mientras que Juan Carlos Vergara, por cuestiones laborables, se arriesgó a pasar en su motocicleta, la misma que se vio afectada luego de que el agua alcanzara la bobina.

En contraste

Decenas de personas residentes de sectores como Ecuavegetal, La Tranca, La Carmela, Simón Bolívar y demás recintos aledaños ven la situación con otros ojos.

Mauricio Loor es uno de ellos. Cuenta que empujar los carros implica un riesgo para sus vidas, pero la necesidad de llevar algo de alimentos hasta sus hogares los obliga a no escatimar los peligros y lanzarse al agua.

Hombres, mujeres, niños y hasta personas de la tercerea edad se apostan en media carretera para pedir a las personas que les permitan empujar sus vehículos hasta la parte alta de la vía, a cambio de la voluntad económica de los conductores.

“Solo he empujado dos carros en todo el día, el sol está fuerte pero aquí seguimos, porque solo me he ganado un dólar. Estoy preocupada porque mis hijos no han comido nada y me están esperando en casa”, reveló una mujer de 37 años.

Buscan placas

Otro grupo de personas se encargan en cambio de bucear en búsqueda de las placas que se desprenden de los vehículos para que cuando los afectados regresen se las entreguen a cambio de alguna recompensa económica.

William Fernández había encontrado cerca de 20 placas. Las tenía guardada en un costalillo, a la espera de que los propietarios regresen. “Vamos a estar en el cruce a Ecuavegetal”, refirió el habitante de La Carmela.

Mientras que Teófilo Salvatierra incluso encontró una placa internacional, de un vehículo de Perú. “Hay personas que hasta están pagando 20 dólares por placa porque quieren evitarse ese trámite pesado para sacar una nueva en la Agencia Nacional de Tránsito”, indicó.   

Desvíos

Personal de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) se ha hecho presente en el sitio para controlar el tránsito y orientar a los conductores sobre las medidas que deben tomar para evitar inconvenientes con sus vehículos.

Giovanni Veloz, agente de la CTE, informó que esta es una importante red principal, por lo que aún no se ha considerado cerrarla, pero si el agua continúa en aumento, será una decisión inminente.

“Los vehículos livianos pueden desviarse por el cruce de Chilintomo (para llegar a Guayaquil). Mientras que para las personas que deseen llegar hasta Milagro, provincia del Guayas, deben hacerlo por Mata de Cacao y Simón Bolívar. Y para los que vienen de Guayaquil, deben hacerlo por el desvío de la ‘T’ de Baba y cruzar por Salitre”, detalló Veloz.  (NDA)