AMLO incoherente, las guerras y las armas

MAR, 24, 2019 | 00:06 - Por Alejandro A. Tagliavini

Alejandro A. Tagliavini*

Andrés Manuel López Obrador -AMLO- cumplió 100 días de gobierno en México, siendo el presidente mejor valorado de los últimos 30 años, con 78% de aprobación. Y, con mayoría en las cámaras legislativas, “gobernar” le resulta extraordinariamente fácil. Al mismo tiempo, organismos estatales multinacionales han reducido sus pronósticos de crecimiento del PBI.

El FMI y la OCDE auguran un 0,5%, menos que su pronóstico anterior que lo dejó en 2% y 2,3% en 2019 y 2020, respectivamente. Más preocupante es que Standard & Poor’s haya bajado su perspectiva de calificación de estable a negativa, debido a que AMLO decidió cancelar la reforma energética iniciada por su antecesor, reduciendo la participación privada y generando una caída en la inversión y la confianza.

López Obrador quiere fortalecer a la petrolera estatal Pemex -un ejemplo de ineficiencia y corrupción- al mismo tiempo que impulsa medidas “contra la corrupción”. Debido al desabastecimiento del mercado, a los altos precios de la gasolina por los impuestos y a la corrupción en la petrolera estatal, el huachicoleo -robo de combustible- se lleva alrededor del 20% de la producción petrolera mexicana.

Aprobó simbólicas pero loables medidas de austeridad, como renunciar al coche y al avión presidencial, reducir en 40% su sueldo y retirar la pensión vitalicia de los expresidentes, ha limitado los asesores políticos y los viajes al extranjero, cancelado los bonos y los coches oficiales y ha reducido a la mitad el presupuesto publicitario. Pero este ahorro lo va a dilapidar en asistencialismo, limosnas que no van al fondo del problema de desocupación y pobreza. 

Es loable que, para combatir la inseguridad, haya cambiado el paradigma y anunciado que la guerra contra el narco “se ha terminado”. Se dejaría de prohibir la marihuana y la amapola y se daría una polémica amnistía de los capos narcos. Se trata de “una estrategia que no se base exclusivamente en el uso de las fuerzas públicas, sino también de programas sociales”. El plan contempla la creación de una nueva fuerza, la Guardia Nacional, lo que ha sido duramente criticado por organismos internacionales que denuncian que servirá para perpetuar a los militares en las calles. 

*Miembro del Consejo Asesor del Center on Global Prosperity, de Oakland, California. @alextagliavini

COMENTA CON EL AUTOR

webmaster@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Principio y temario para un diálogo

00:15 | | La palabra diálogo está en boga en el ambiente político nacional y se entiende como la única fórmula de encontrar caminos para la solución de los problemas que nos aquejan como sociedad.

Paz

00:10 | | En 1998, dos líderes del Medio Oriente firmaron un acuerdo de paz. Arafat y Netanyahu vieron en el cese de hostilidades la mejor forma de progreso para sus pueblos. Son ya 21 años y aún no existe paz en esos territorios.

El FMI nunca debió haber existido

00:05 | | Hace unos días se produjo  la asamblea del FMI y el BM. Dieron a conocer el informe sobre las ‘Perspectivas Económicas Mundiales’, ajustando a la baja la tasa de crecimiento global dejándola en 3% para 2019 y 3,4% para 2020 y, por cierto, nunca aciertan.