Secciones   /   Policial

23 días bajo el agua

MAY, 21, 2019 |

Detalle. El rescate del menor se realizó la tarde del domingo en el recinto El Guango.

LA MANÁ

Los gritos de varios ciudadanos en los que alertaban que habían visto algo, permitieron a un grupo de rescatistas dar con el paradero del cuerpo del menor de edad que llevaba 23 días desaparecido.

En medio de la angustia de los familiares, el cuerpo fue extraído del río Pilaló, a la altura del sector ‘El paradero de Los Monos’, en un avanzado estado de putrefacción y trasladado hasta la morgue del cantón Latacunga, provincia de Cotopaxi.

Ayer en la tarde fue llevado hasta el recinto Tilipulo, en la parroquia La Esperanza de Macuchi, donde iba a ser velado para posteriormente darle sepultura.
 

Detalles

La desaparición de Kevin, de 13 años, se registró a finales de abril cuando se encontraba en el río Tilipulo refrescándose junto a un grupo de amigos tras salir de la escuela 11 de Noviembre, donde había acudido a recibir clases.

En ese momento presumen que se resbaló y la corriente lo arrastró. Este hecho provocó que se movilizaran elementos de socorro desde Quevedo, Valencia, Quito y Pujlí hasta el cantón La Maná, para aportar con la búsqueda a los elementos de la ‘Casaca roja’ local.

Fueron decenas de socorristas los que desde muy tempranas horas ingresaban a las heladas aguas del afluente con la finalidad de encontrarlo pero toda búsqueda era infructuosa.

Sin embargo, no abandonaron las labores debido a la presión que hacían los familiares del menor, quienes exigían que se sumen más elementos y equipos especializados para dar con el paradero del mayor de cuatro hermanos.

De acuerdo con elementos del Cuerpo de Bomberos de La Maná,  el menor fue hallado por un grupo de gentes de la comunidad El Guango.

Tras ingresar a una zona de alto riesgo, encontraron a Kevin atrapado entre las rocas y palos, pero las turbulentas aguas del río les impedían hacer un rápido rescate.

Con el hallazgo del cuerpo se acaba la angustia para los familiares del menor quienes han esperado 23 días para poder despedirlo. (MZA)