Secciones   /   Policial

Padre cargó el cuerpo de su hija hasta la morgue

SEP, 20, 2019 |

SITUACIÓN. El entristecido hombre se negaba a entregar el cuerpo de su pequeña hija en la morgue.

Redacción MOCACHE

Astolfo Mendoza llegó la mañana de ayer a la morgue de Quevedo, cargando el cuerpo inerte de su hija en sus brazos, luego de muriera misteriosamente, tras ingerir paracetamol en una casa de salud.

Su dolor era intenso. No podía creer que su pequeña, con quien pretendía viajar la mañana de ayer hasta Quito, había muerto ante sus propios ojos y en cuestión de segundos.

Junto a él otro familiar trataba de consolarlo y hacer que entregara el cadáver a un auxiliar del Centro Forense para que pudieran saber qué era lo que había ocurrido.

Sin embargo, se sentó en un taburete ubicado al ingreso de las oficinas y abrazó por varios minutos a quien era la tercera de sus cuatros hijos y a quien de cariño le decía ‘Julita’, igual como su abuela paterna.

Suceso

Mendoza explicó que desde toda esta semana, la menor se había mostrado decaída, por lo que hasta había recurrido a una curandera para saber si estaba ‘ojeada’ o asustada.

Sin embargo, al ver que no mejoraba, había decidido llamar a una de sus hijas quien vive en Quito y le solicitó ayuda para hacerla atender con un especialista. “Fue así que hoy (ayer) salimos del recinto Cañaverales con destino a Quito, pero al llegar al centro de Mocache vi que estaba descomponiendo, por lo que fui hasta un centro de salud para que la atendieran, pero solo le dieron paracetamol”, recordó el hombre.

Tras este hecho, aseguró que vio que su hija se puso mal y en cuestión de minutos la vio expirar. Allí fue que le notificaron que había muerto, pero asegura que no le explicaron nada más.

Tras esta noticia agarró el cuerpo inerte de hija y trató de llevársela a su casa, pero fue impedido. Al poco tiempo arribaron elementos de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida y Muertes Violentas para llevarla hasta la morgue de Quevedo.

Con profundo dolor, el hombre señaló que esperaba se investigue qué provocó la muerte de su hija, cuyo cadáver fue llevado la tarde de ayer hasta el recinto Cañaveral de Mocache para ser velada y posteriormente sepultada. (MZA)