Noticias   /   Mundo

El sistema inmune blinda del alcoholismo

JUN, 25, 2020 |

Adicción. El consumo regular de alcohol debilita las células inmunes, dice el estudio. (Foto: Archivo)

Un equipo internacional de investigadores demostró que en los bebedores habituales, el consumo de alcohol modifica la forma de la materia gris cerebral, lo que, a su vez, aumenta su capacidad de adicción.

Los detalles de este estudio trasnacional, que combinó la investigación con ratas y clínica con humanos, se publican ayer en la revista Science Advances, y revelan un nuevo mecanismo de adicción que no se había considerado.

Según el estudio, las responsables del cambio de forma de la sustancia gris son las células del sistema inmune que residen en el cerebro, la microglia.

El alcohol activa a estas células de defensa y cambia sus características, por tanto, la adicción se vuelve más propensa y se torna una condición celular.
 

El alcoholismo es el origen de más de doscientas enfermedades y provoca más de 3 millones de muertes cada año en el mundo.El trabajo también demuestra que las alteraciones en la materia gris cerebral de los seres humanos y ratas es mayor entre los que beben habitualmente, y que dichas alteraciones -que aparecen poco después del inicio del consumo de alcohol en ratas- persisten en la abstinencia temprana tanto en roedores como en humanos.

Más gratificante, más adicción

El cambio en las células puede convertir las propiedades gratificantes débiles del alcohol en poderosos factores que forman hábitos de consumo, y que eventualmente conducen a la adicción en algunas personas, advierten los investigadores.

Mantener el sistema inmune sano, retrasaría este efecto del alcohol sobre las células.

Comprender y, en última instancia, revertir estos cambios puede ayudar al desarrollo de tratamientos más eficaces. EFE