Secciones   /   Local

Ultimo adiós a Ramiro Gallo

MAR, 02, 2003 |

Ultimo adiós a Ramiro Gallo
En la iglesia evangélica Rosa de Sarón se terminó el culto del viernes a las 21h00 y la mayoría de los fieles decidieron regresar pronto al hogar por temor de las lluvias. Como era costumbre, Ramiro Gallo se quedó en el templo conversando con el pastor Aníbal Yánez. A eso de las 21h30 cuatro disparos sorprendieron a los moradores de la cooperativa San Vicente de Paúl y quienes se asomaron a la ventana vieron a Gallo caído en la acera y luego cómo era conducido adentro de la iglesia.

Unos instantes antes del hecho, dos sujetos había descendido de un taxi Lada sin placas y sin sello en las puertas; uno de los individuos se dirigió hacia la puerta de la iglesia. Ramiro Gallo, antes de abandonar el templo había pedido que su hija Mónica verifique que no hubiera peligro en la calle. El sujeto que dejó el taxi caminó tranquilamente hacia Gallo y a unos pocos metros, le disparó cuatro veces. Al sentir los disparos en su cuerpo, el edil mostró estar preocupado por la seguridad de los demás miembros de la iglesia y les gritó que cierren las puertas y se desplomó. Entre tanto el taxi avanzaba lentamente y los dos tipos se embarcaron en él, alejándose del lugar a toda velocidad.

Las gradas interiores del templo aún tienen las manchas de la sangre del concejal ya que le llevaron al segundo piso con la idea de que las heridas no fueran graves. Luego le condujeron a la clínica de especialidades donde únicamente se comprobó su deceso.

Sepelio

Las honras fúnebres de los restos mortales del edil Ramiro Gallo se realizarán hoy domingo en el Recinto Ferial a las 11h00. Sin embargo, los familiares no quisieron señalar si se le enterraría en el Cementerio General o en uno particular. Es probable que antes del traslado del cuerpo se realice una ceremonia evangélica con la presencia de pastores de varias iglesias de las cuales Ramiro Gallo fue su benefactor, especialmente en la asignación de escrituras.

Reacciones

En la cadena de radio se los días sábado, que auspicia la Municipalidad, se dijo que Enid Luzuriaga, concejal de minoría había denunciado que recibió amenazas de muerte para que no siga en el grupo que respalda al alcalde Kléber Paz y Miño, lo cual fue entendido como si se estuviera responsabilizando de la muerte de Ramiro Gallo a los concejales de mayoría.

Por su parte, Magno Nevárez, Salustio Cabrera, Santos Loor, Héctor González y Verónica Zurita rechazaron tal acusación y dijeron que por el contrario, Ramiro Gallo había conversado con ellos para integrarse al grupo de oposición. Manifestaron terminantemente que iban a pedir que el Ministerio de Gobierno lleve adelante las investigaciones para determinar a los responsables del crimen.

Las muestras de dolor eran manifiestas en la capilla ardiente que se levantó en el Recinto Ferial a donde acudieron sus familiares, dirigentes cooperativistas, amigos y algunas personas ligadas a la actividad política.

Reacción del Alcalde

El alcalde del Cantón Kléber Paz y Mino Flores, muy consternado por el asesinato del concejal Ramiro Gallo Peneyda ocurrido la noche del viernes 28 de febrero, exigió al Ministerio de Gobierno y Policía que se realice una exhaustiva investigación con el fin de identificar y sancionar a los autores materiales e intelectuales de dicho crimen.

La posición del Primer Personero Municipal es que este asesinato no quede en la impunidad como lo ocurrido en años anteriores con el ex-concejal David Arroyo Cadena quien fue asesinado a tiros en pleno ejercicio de su función y que jamás se sancionó a sus autores.

Sus opositores

Dirigentes con los cuales Gallo tenía conflictos, e incluso juicios, se manifestaron preocupados por el hecho, pero dijeron que Santo Domingo hubiera estado mejor sin la presencia del concejal en la política lo cual convirtió el centro de la ciudad en tugurios y guaridas de delincuentes que azotan la ciudad. Agregaron que Gallo fue uno de los que sembró violencia como se ve de las docenas de juicios que están saliendo a la luz en los cuales se encuentran hechos como la falsificación de firmas, el auspicio de un abogado muerto hace años y la sospechosa casualidad de que todos los juicios en los que Gallo era acusado o acusador han ido a parar a manos del mismo juez.

Los familias con excepción de su hermano Alfredo, se negaron a dialogar con la prensa ya que consideran que los medios de comunicación han sido enemigos del edil.

Seguirán su ejemplo

Alfredo Gallo, hermano de padre del concejal asesinado, dijo que la mejor manera de servir a la memoria de su hermano era seguir sus pasos de servicio a la gente pobre. Se refirió a la persecución de que han sido víctimas todos los familiares lo que incluso ha obligado a que Oswaldo, otro de los hermanos y abogado de profesión haya tenido que establecerse en Quito. Señaló que Ramiro Gallo Peneyda no fue el analfabeto que tildaba la prensa y los políticos que no perdonaron que un hombre del pueblo, hijo de un vendedor de revistas y una vendedora de mercado llegue a sentarse en el Concejo, en medio de los "señorones".

Christian, hijo del edil, con la voz cortada por el dolor manifestó que seguiría los pasos de su padre en la actividad política para poder servir a la gente con la cual trabajó Gallo.

Pastor

En la jerarquía de la iglesia Rosa de Sarón, el Concejal había sido ya designado "anciano" y estaba a un paso de llegar a ser pastor. Como parte de su práctica religiosa y como se asegura tenía condiciones para predicar, los fines de semana salía a poblaciones y ciudades de la Sierra en donde improvisaba sus sermones en los parque y calles con buena aceptación. Las últimas visitadas fueron Quero, Sigchos, Pelileo, Ambato y tenía un viaje pendiente para San Lorenzo en la provincia de Esmeraldas. Aníbal Yánez, pastor de la Iglesia y su familia habían gozado de la amistad de Gallo desde hace nueve años y se puede decir que el templo en la cooperativa San Vicente de Paúl, Gallo lo levantó para ellos a pesar de la férrea oposición que para ello puso toda la comunidad. Gallo había llegado a ser parte de la familia de Yánez.

Informe preliminar de la Policía

El parte policial que se elevó inmediatamente de conocido el suceso señala que a las 21h50 en la clínica de Especialidades de esta ciudad, el viernes 28 de febrero, sobre una camilla se hallaba el cuerpo sin vida de Washington Ramiro Gallo Peneyda, en posición de cúbito dorsal.

Luis Alcívar, médico de esa casa de salud indicó a los gendarmes que a las 21h30 llegaron varias personas llevando a Ramiro Gallo herido con arma de fuego y al atenderlo únicamente se comprobó que había fallecido; presentaba heridas de arma de fuego a la altura de región infla clavicular derecha, antebrazo derecho y otra en la pierna derecha.

Investigaciones

El levantamiento del cadáver no fue posible realizarlo en la clínica en vista que familiares, allegados y simpatizantes de Gallo que se encontraban en el lugar impidieron realizar esta diligencia; posteriormente los mismos familiares trasladaron el cuerpo hasta la iglesia donde lo mataron (en la cooperativa Liberación Popular); ayer alrededor de las 02h00 lo llevaron hasta la morgue del cementerio central; pero al fiscal fue imposible ubicarlo para las diligencias de ley por lo que familiares del occiso lo trasladaron hasta el recinto ferial donde se levantó la capilla ardiente.

Ayer en horas de la mañana, el jefe de la Policía Judicial (PJ) en esta ciudad, Plácido Enríquez, desde el momento en que se conoció el crimen, se están realizando operativos con personal del GAO, PJ y más personal, tendiente a dar con el paradero e identidad de los autores materiales como intelectuales del asesinato.

El oficial dijo que cuentan con la colaboración de personas que al parecer testificaron el hecho y quieren aportar con datos que lleven a resolver este caso; incluso los familiares del occiso luego de superar los primeros momentos de crisis también se mostraron dispuestas a colaborar.

Con lo único que no han contado es con la colaboración del Fiscal Distrital de Turno, a quien hasta ayer en horas de la mañana no ubicaban; lo que impidió según el mismo oficial que la misma noche del viernes se realizaran varias diligencias. Sin embargo acotó que se sigue investigando y se hará todo lo posible por esclarecer el hecho.

Atentados

El concejal Ramiro Gallo había sido víctima de por lo menos cinco atentados. En uno de ellos estuvo a punto de perder la vida y se debió a un problema de tierras en la cooperativa El Proletariado. En esa oportunidad había sido abaleado saliendo de la cooperativa Rumiñahui. Otro de los atentados se produjo en plena campaña política.

Estudió la primaria y parte de la secundaria en la escuela Pío XII
Terminó su bachillerato en la academia militar Patria en Quito
Fue campeón provincial de boxeo y obtuvo varios reconocimientos y premios en la actividad del fisicoculturismo. Había realizado estudios en la (Facso) Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Guayaquil, paralelo Santo Domingo, donde solo llegó hasta el segundo año de carrera.

Segundo concejal asesinado

El asesinato de Ramiro Gallo es el segundo de un concejal que ocurre en Santo Domingo. El viernes 15 de noviembre de 1996 David Arroyo, quien ejercía la calidad de edil, así mismo fue asesinado a quemarropa luego de que un vehículo lo interceptara entre las cooperativas Ierac 69 y Galo Plaza; el criminal se bajó del carro con un arma en la mano y le disparó.

Ocupó su puesto Ito Menéndez, su alterno. Nunca se llegó a esclarecer el caso a pesar de los testimonios de varias personas que conocieron de los autores materiales e intelectuales del hecho y éste quedó en la impunidad.

GALERIA DE VIDEOS