Noticias   /   País

En FFAA y Policía: Cambios sorpresivos

JUN, 18, 2003 |

En FFAA y Policía: Cambios sorpresivos
Cambios sorpresivos en las Fuerzas Armadas y Policía. Hay algunas aristas que son materia de análisis frente a la situación actual que vive el país. Repentinamente el presidente Lucio Gutiérrez solicitó la disponibilidad a dos altos oficiales del Comando Conjunto y Policía. En círculos políticos se habla que con esta decisión el Primer Mandatario se adelantó a una eventual conspiración contra el Gobierno.

Sin embargo, esto aún es materia de investigación, según adelantó el ministro de Defensa, Nelson Herrera. Antier en cadena nacional, el presidente Gutiérrez se refirió a "oscuras fuerzas conspirativas" surgidas a raíz de la acción efectiva de la AGD para cobrar por la vía de la incautación a cientos de empresarios morosos.

El general Oswaldo Jarrín dejó la jefatura del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas para dar paso al general Octavio Romero Ochoa, quien se venía desempeñando como comandante del Ejército.

En reemplazo de Romero fue designado por el presidente Lucio Gutiérrez el general Luis Aguas Narváez. Lo curioso es que Romero presentó su solicitud de disponibilidad mientras se encontraba en Argentina cumpliendo funciones delegadas por el ministro de Defensa, Nelson Herrera. ¿Fue una renuncia con piola? Algunos analistas dicen que sí porque Inteligencia Militar manejaba información sobre movimientos sospechosos en la cúpula militar y policial hacia el Gobierno.

Por eso en la Policía Nacional igualmente hubo descabezamientos. Ante el pedido de disponibilidad del comandante Édgar Vaca, su puesto está ocupado desde ayer por el general Jorge Poveda Zúniga.

"No hay malestar en las Fuerzas Armadas, aquello son únicamente rumores", expresó el ministro Herrera al hablar sobre un posible complot que estarían armando oficiales en servicio activo y pasivo, conjuntamente con algunos dirigentes indígenas. "La relación entre el general Oswaldo Jarrín y el presidente Lucio Gutiérrez ha sido buena".

Romero: Institución está cohesionada

Para el nuevo jefe del Comando Conjunto, Octavio Romero, los cambios no implican malestar, la institución está bien cohesionada. "Todo es normal, y eso esperamos para beneficio del país".

En su comentario dijo no conocer por qué Jarrín pidió la disponibilidad, "pues son asuntos personales".

Romero nació en Loja; tiene 53 años de edad; de estado civil soltero. Ha realizado cursos de defensa continental en Estados Unidos. Entre los cargos desempeñados constan:

- Comandante de Brigada de Artillería 27 Bolívar
- Director de Personal del Ejército
- Comandante de la II División del Ejército Libertad (Guayaquil)
- Director del Instituto de Seguridad de las Fuerzas Armadas (Issfa).
- Comandante General del Ejército.

Poveda apuesta por la seguridad

De su lado, el comandante de la Policía, Jorge Poveda Zúniga (53 años), comprometió todo su esfuerzo por los objetivos nacionales e institucionales. Su primer paso será reestructurar la cúpula policial y las diferentes instancias de la Policía.

Su misión será trabajar por la vigencia del orden y la tranquilidad. La seguridad tendrá un espacio amplio, manifestó. Por ello mantendrá contactos con los Estados Unidos para buscar cooperación en logística.

Al ser interrogado sobre la salida de seis generales con su nominación, el comandante designado se limitó a decir que esto es decisión exclusiva del Presidente de la República.

Entre los cargos desempeñados constan:

- Segundo Comandante del Comando Provincial del Guayas Nº2
- Director del Departamento de Asuntos Internacionales de la Policía.
- Comandante del Tercer Distrito.
- Director Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre.
- Director Nacional de Logística de la Policía.

Cuatro errores del general Vaca

Pese a que el general Édgar Vaca está considerado como el oficial que más condecoraciones ha recibido en la historia de la Policía, su permanencia como comandante solo duró cinco meses. Vaca se posesionó el 16 de enero fue reemplazado ayer.

El cambio de comandante general no causó sorpresa en el edificio de la comandancia de la Policía, en Quito. Oficiales consultados dijeron que el cambio se lo veía venir.

Ahora con su salida, la institución policial queda con solo cuatro generales: Jorge Poveda, Marco Cubero, Marcelo Vega y Rodrigo Hinojosa, todos generales de distrito.

Seis generales pasaron a disponibilidad y son: Édgar Vaca, Elisio Moscoso, Fausto Egas, Paco Urrutia, Miguel Ángel Piedra y Oswaldo Montalvo.

Errores y reemplazo

Fuentes de la Policía dijeron que Édgar Vaca cayó por sus propios errores y fueron cuatro: el anuncio de un complot para matar al presidente Lucio Gutiérrez; la entrega voluntaria de los ex comandantes generales Jorge Villarroel y Mario Cevallos; el robo a Petroecuador y la no captura del cura Carlos Flores.

Sobre el complot contra Gutiérrez, en la Policía había inquietud debido al informe que fue elaborado por el diputado de la provincia de Chimborazo, Guillermo Haro, quien en su parte central sostiene que todo fue fraguado y que la carta del famoso informante fue un invento. Las conclusiones habrían llegado a manos del Gobierno y por eso se pensó en remover a Vaca de sus funciones.

Sobre los generales Jorge Villarroel y Cevallos, el propio presidente Gutiérrez le dio 15 días de plazo a la cúpula policial, para que los capturen. Pero eso no ocurrió y ambos se entregaron de forma voluntaria.

Ayer se dijo que terminada la rueda de prensa de Villarroel, Gutiérrez tomó la decisión de separar a Vaca del cargo de comandante general de la Policía.

Los otros dos errores tuvieron que ver con el robo que hubo la semana pasada en Petroecuador. Allí la Policía no actuó de manera rápida. Sobre el caso del cura Carlos Flores, sin bien Gutiérrez perdonó a la cúpula, les habría halado de orejas.

Vienen cambios radicales

Con el ascenso de Jorge Poveda a comandante general de la Policía, a la institución le llegan cambios radicales. La Jefatura de Estado Mayor será ocupada por Marco Cubero, hasta ayer Director Nacional de Tránsito; Marcelo Vega probablemente sería el nuevo Inspector General y Rodrigo Hinojosa, Jefe de Personal.

Para el mes de junio se espera el ascenso de cuatro coroneles a generales. Ocho carpetas se presentaron a calificación, pero cuatro de ellas tendrían el visto bueno para el ascenso. Ellos serían los coroneles José Vinueza, Carlos Calahorrano, Édgar Noboa y Jorge Villafuerte. Los comandos provinciales y las direcciones nacionales serán ocupados por coroneles de promociones menores. (HC)

Explicaciones

• Mediante un comunicado, el Ministerio de Defensa informa a la opinión pública que el lunes pasado, el general Oswaldo Jarrín Román, presentó su solicitud de disponibilidad voluntaria, acogiéndose al Artículo 76 a) de la Ley de Personal de las Fuerzas Armadas.

• Aparentemente los cambios en las Fuerzas Armadas le dan al presidente de la República un mayor control sobre la institución militar.

• Fausto Egas, uno de los generales cesados, fue comandante general de la Policía por dos horas. Mediante decreto ejecutivo 130 firmado por Mario Canessa, éste lo nombró comandande de la institución policial, pero Egas se excusó por razones personales.