Secciones   /   Local

La conjuntivitis

DIC, 15, 2004 |

Dra. Marta Montejo Fernández.

La Hora

La conjuntivitis es una inflamación o enrojecimiento de la parte inferior e interna del párpado (conjuntiva) que puede ser causada por infección, procesos alérgicos, agentes físicos como luz ultravioleta.

¿Cuál son las causas más frecuentes de la conjuntivitis?

Las causas más frecuentes son las infecciones víricas o bacterianas de la conjuntiva. Otra causa muy frecuente es la enfermedad alérgica. También puede ser debida a irritación de la conjuntiva por humo, cremas, etc. Esta patología puede ser aguda o crónica, la severidad de los síntomas dependerán de los microorganismos o agentes involucrados. Puede afectar ambos ojos.

El hallazgo más frecuente es el enrojecimiento de la conjuntiva, especialmente en los bordes de los ojos. Se acompaña de un aumento de la secreción (el niño se levanta con el ojo pegado). A veces, puede producir molestias en el ojo pero en general, muy leves. Es muy frecuente que además de la conjuntivitis, el niño presente síntomas catarrales como tos y rinorrea ("mocos").

La conjuntivitis provocada por infecciones, virus y bacterias, es más frecuente en los meses de invierno.

En la conjuntivitis alérgica el síntoma más llamativo es el picor de ojos. La conjuntiva se encuentra enrojecida e hinchada y a veces se aprecian a simple vista bolsas llenas de líquido).

La conjuntivitis alérgica es más frecuente en niños mayores, con antecedentes de otras enfermedades alérgicas como el asma, y aparecen sobre todo en primavera y otoño.

Tratamiento de la conjuntivitis

El tratamiento inicial de la conjuntivitis, sea bacteriana o vírica, es la limpieza de los ojos con agua o suero fisiológico. En ocasiones su pediatra recomendará el tratamiento con antibióticos aplicados en forma de colirio o crema ocular.

Para que el antibiótico sea eficaz se debe retirar las secreciones acumuladas lavando el ojo con agua o suero. Algunos padres utilizan el agua de manzanilla, que en principio no aporta ventaja alguna. Las conjuntivitis alérgicas requieren tratamiento con medicaciones antialérgicas en forma de colirio (por ejemplo antihistamínicos). Si los síntomas son muy intensos se puede añadir un antihistamínico por vía oral, o un corticoide en colirio ocular pero, siempre, bajo supervisión médica. En general, estos pacientes aprenden a reconocer el comienzo de los síntomas e inician de forma precoz la administración del colirio antialérgico que evitará que los síntomas sean intensos.

Prevención

La conjuntivitis en muchas ocasiones, puede ser prevenida. Se sugiere seguir las siguientes prácticas:

- Evitar el contacto con agentes químicos y alergenos conocidos

- Evitar el contacto de los ojos con las manos sucias

GALERIA DE VIDEOS