La gente se cansa

OCT, 05, 2010 | - Por Domenica Cobo Flandoli

Existe el contundente refrán: “La gente se cansa por eso se levanta”. Es que la Policía: gendarmes, tropa en general también siente, reflexiona sobre los ayes y necesidades que crecen cada día y que todo el país saborea. Sabemos que el policía es la autoridad del orden, de la fuerza pública, pero ¿debe callar ante el atropello de sus derechos y conquistas? ¿debe doblar la cerviz y aguantar vejámenes, improperios (chapa, por ejemplo), llegar al servilismo y trabajar más de las 8 horas servilmente? Se cansaron y reclamaron y ahora serán sancionados mientras que a los jefes ¿qué les pasará?

No hay peor sordo que el que no quiere oír y la mentira la hacen verdad, así pasa con los asambleístas que no atienden el clamor de educadores, jubilados, policías, empleados despedidos, universitarios, transportistas, indígenas, universidades, petroleros, tenedores de tierras y tantos más. La dignidad del ecuatoriano todavía no se pierde y no se puede ser perro o cepillo para ganar canonjías. Las autoridades deben ser siempre ecuánimes y velar por el progreso de todos sin olvidar que al país hay que hacerlo productivo, planificando debidamente los factores económicos que den buenos réditos y no tomar lo que a costa de aportaciones de trabajo se tiene guardado, por ejemplo, en el IESS.

Ya son dos los grupos humanos que han brincado la verja de las instalaciones de la Asamblea Nacional, esperemos que no vuelva a suceder. Ante los desmanes en el país nos damos cuenta de la enorme importancia de la presencia policial, son los únicos que nos salvan en verdad y que sufren ante las inclemencias del tiempo y la inseguridad ciudadana. ¿Y los demás uniformados miran a vista y paciencia los desmanes? ¡Qué pena! Como también da pena haber sido sometidos sólo al canal público, ¿le gustó la democracia?

Los servidores públicos-jubilados aún están tranquilos sólo hablan, al parecer desayunarán, almorzarán y merendarán papeles, se atenderán con papeles, perdón, bonos, una parte pagadera en cuentas por pagar, pero, ¿si el dueño de los papeles (billetes en pastilla) se muere sin disfrutar el fruto de su trabajo? ¿Será correcto? La democracia no admite imposición, autoritarismo y desparpajo observable en nuestro país. ¿Sabe usted lo que es secuestro? Consulte en forma urgente en el diccionario por favor.

COMENTA CON EL AUTOR

@domenicacobof